Aunque las restricciones de movilidad no nos dejen cambiar de comunidad autónoma, podemos cambiara de escenario y salir un poco de la cuidad a respirar aire puro.


No es una Semana Santa como cualquier otra. Las medidas de seguridad para prevenir una cuarta ola del coronavirus han hecho que las comunidades autónomas se acojan al cierre perimetral y que estos días cada cual tenga que quedarse en su residencia habitual. Pero no poder salir de la comunidad en la que vives no impide que, si estos días tienes tiempo libre, te alejes de la ciudad y vayas a campo a respirar aire puro.

Son muchos los que ahora que empieza el buen tiempo se están animando a iniciarse en el senderismo. Es sin duda, una buena manera de mantenerse en forma y además de aprovechar las ventajas que tiene para la salud pasar tiempo al aire libre. Además, todo lo que necesitas para practicarlo es ropa cómoda y un calzado adecuado a la superficie que se vaya a recorrer.

Hidratación y protección

Para este tipo de rutas, especialmente si van a ser un poco largas o vamos a zonas que no conocemos muy bien es recomendable pertrecharse con algunas cosas que resultan imprescindibles, por eso es recomendable llevar una mochila.

Así podremos llevar cómodamente aquello que no puede faltar en una salida de estas características: una botella de agua para mantener la hidratación y una gorra para evitar que nos dé una insolación o que nos quememos. Por la misma razón debemos llevar protector solar y, en las estaciones intermedias, una cazadora o jersey por si cambia la temperatura.

Además, dado que la tecnología está aquí para ayudarnos, es recomendable llevar siempre un teléfono móvil y a ser posible con la batería bien cargada. Para esto, como verán mas adelante, hemos incluido en nuestra selección una mochila que cuenta además con un puerto USB, algo que puede ser de mucha utilidad para recargarlo y tener siempre contacto por si hay algún imprevisto.

Mochilas cómodas

A la hora de elegir la mochila que vamos a llevar a una salida por el campo tenemos que tener en cuenta algunos detalles. En primer lugar, el tamaño. Una de capacidad intermedia es razonable para este tipo de salidas, ya que podemos meter las cosas más importantes sin los problemas que nos generaría una de pequeño tamaño pero sin que pese demasiado.

Lo ideal es buscar alguna que tenga forma ergonómica, de esta forma cuando introduzcamos las cosas que queremos llevar quedarán bien repartidas de manera que no nos molestarán al caminar ni acabarán pesando demasiado porque se han ido hacia el fondo.

Por este motivo es interesante decantarse por un modelo que incluya varios bolsillos pequeños además del bolso principal. Eso nos permitirá colocar las coas de forma práctica para poder acceder a ellas en cualquier momento sin necesidad de darle la vuelta a todo el contenido.