Son parte de la familia y como tal, tienen que recibir los mejores cuidados. Ficha estas ideas para que descansen felices.


Admitámoslo, perros y gatos son los nuevos reyes de la casa. De hecho, según las estadísticas el número de mascotas en hogares va en aumento. Hay lugares incluso, en los que hay más animales de compañía que niños.

Ese es el caso de la capital española. Según datos del Instituto Nacional de Estadística recogidos a finales del pasado año, Madrid tiene censadas a 318.225 personas menores de 10 años y el Colegio de Veterinarios tenía registrados a 382.082 perros y gatos. Es decir, hay más mascotas que niños en los hogares.

No es de extrañar que las empresas que se encargan de fabricar todo lo necesario para mascotas también hayan visto el nicho y hayan aumentado la gama de productos y servicios. Ahora es muy fácil encontrar mordedores, correas, transportines o rascadores para que a perros y gatos no les falte de nada.

Cómodos y con su propio espacio

Sin embargo, una cosa que no suele ser sencilla es encontrar una cama adecuada para nuestra mascota. Hay perros que se adaptan a la perfección a cualquier sitio, pero hay otros que prefieren cualquier rincón para dormir en lugar del espacio que teníamos reservado para ellos.

Esto puede deberse a diversos factores, pero puestos a pensar puede ser que no hayamos elegido el tamaño adecuado y se le quede pequeña. A veces puede ser por justo lo contario, que les resulta un tanto grande y necesitan dormir más recogidos.

Y, como a nosotros, las altas temperaturas también les afectan. Es complicado dormir en una cama de texturas cálidas cuando la temperatura no baja de los 30 grados por la noche, por lo que no nos extrañemos si esos días prefieren tumbarse sobre los azulejos del suelo.

La más adecuada para cada espacio

Como veréis en la selección que hemos hecho, hay un poco para todos los gustos, desde camitas cerradas para que se sientan arropados hasta grandes colchones. Hemos incluido algo que puede resultar muy conveniente si tenemos jardín, que son las camas elevadas. Así evitaremos que se queden por el suelo y se les adhieran bichos o suciedad en el pelo y se mantendrán frescos.

También hemos pensado en los gatos, aunque ellos son más de dominar el espacio y dormir donde consideran, que suele ser en cualquier lugar excepto en el que nosotros desearíamos que lo hicieran. Pero a muchos de ellos suelen gustarles los espacios cerrados y angostos, por eso hacer cosas como meterse en una caja de vez en cuando. Por eso hemos seleccionado unas camas cerradas que seguro que les encanta. Todo sea por tenerles felices.