Apúntate este nombre impronunciable porque lo vas a escuchar mucho. Está incluido en la formulación de muchos cosméticos y es infalible contra las manchas.


Probablemente el nombre no les suene familiar. Puede que no lo hayan escuchado nunca o que empiece a sonarles como algo reciente, pero la niacinamida se está convirtiendo poco a poco en uno de los ingredientes estrella de los cosméticos por su infinidad de cualidades. Y es que es este activo es un gran aliado para lucir un cutis perfecto y puede encajar casi con cualquier tipo de piel.

¿Qué es la niacinamida?

Pues este ingrediente con un nombre tan complejo no es otra cosa que una forma activa de la vitamina B3. Como el resto de sus homólogas, esta vitamina es esencial para el funcionamiento de nuestro cuerpo, puesto que nos ayuda a mantener sano el aparato digestivo, el sistema nervioso y la piel.

Normalmente la vitamina B3 se incorpora a nuestro sistema a través de la dieta. Por ello se encuentra en muchos alimentos, como los huevos, el pescado y algunas verduras. Algunos suplementos vitamínicos también la incluye, pero debemos tener claro que la niacinamida no debe confundirse con otro principio similar, que es la niacina o ácido nicotínico, que digamos que es ‘de la misma familia’ pero se trata de algo totalmente diferente.

Aunque como decimos lo habitual es su ingesta como parte de nuestra dieta, también ha llegado con fuerza a la industria cosmética. Porque aplicada sobre la piel tiene numerosos beneficios, aunque, como siempre decimos, antes de utilizar un determinado compuesto tenemos que revisar cuáles son las necesidades de nuestra piel.

¿Para qué podemos usarla?

Sin embargo hay que dejar claro que los beneficios de la niacinamida son muchos y muy variados en su uso cutáneo. Por eso va muy bien tanto para quienes tienen rojeces de manera habitual –por ejemplo para quienes padecen de rosácea- pero también para quienes sufren problemas de acné, por que ayuda a regular la producción de grasa.

Además, también es ideal como antioxidante. Funciona bien como ayuda contra las arrugas y, como sucedía con la producción de grasa, ayuda a regular la barrera de la piel. Por ese motivo nos ayudará a retener la humedad en el cutis, manteniendo así la hidratación, que es fundamental para que nuestro rostro luzca mejor que nunca y no se formen las temidas arrugas.

Poder despigmentante

Pero si hay algo para lo que sea especialmente útil es para eliminar las manchas. Es un despigmentante muy eficaz, porque lo que si tienes manchas solares en la cara o tienes problemas de hiperpigmentación puede ser de gran ayuda. No obstante, en este tipo de casos, lo recomendable es consultar a un especialista y compaginar el uso de cualquier producto con el mejor cosmético antiedad: el protector solar.