La música lo inunda todo. Estos días tenemos acceso a plataformas musicales, decenas de emisoras de radio y hasta hay conciertos por streaming. Pero para aquellos que aún siguen teniendo pasión por el formato físico va esta lista.


La música está presente en nuestras vidas casi desde el principio de los tiempos. De hecho, el desarrollo de la cultura musical es una de esas pequeñas grandes cosas que han hecho que los seres humanos nos diferenciemos del resto de las especies. Según los expertos, la música surgió hace casi 40.000 años y desde entonces no nos ha abandonado y, aunque hoy en día hay quien la vive con más intensidad, es cierto que nos acompaña día a día.

A  veces no nos damos cuenta, pero es difícil recordar un día sin música. Porque está por todas  partes. En la radio, en el sonido de nuestros teléfonos móviles, en cualquier programa de televisión… y si no, se nos escapa un tarareo. Y aunque esté presente para todos, hay quienes han hecho de los compases rítmicos su mejor compañero de viaje.

Gusto por lo vintage

Entre esos melómanos, que no saben vivir sin música, hay muchos tipos. Y no nos referimos tanto a los distintos gustos musicales –que los hay, y más cuando vamos saltando entre generaciones- como a las formas en las que disfrutan de esa música. Los hay muy tecnológicos, que están siempre al tanto de las últimas novedades en cuanto a sistemas de reproducción.

En el otro extremo se sitúan los que disfrutan del poso que dejan los años en determinados soportes, confiriéndole personalidad al sonido. Esta comunidad ha crecido mucho en los últimos tiempos, lo que se ha traducido en un repunte del uso de los gramófonos y tocadiscos.

El resurgir del vinilo

Tras la llegada de las cintas, los cds parecía que el vinilo estaba condenado a desaparecer. Más aún, cuando posteriormente, aterrizaron en nuestra vida diaria todos los soportes digitales. Pero no ha sido así, en contra de todos los pronósticos, los vinilos se están haciendo los reyes del mercado físico.

De hecho las grandes discográficas han visto una esperanza para la industria en la reedición de grandes canciones y discos de la historia de la música. La atención de los amantes de la música está ahora este formato que ha logrado en los últimos meses imponerse en ventas al cd, el último gran soporte físico en aparecer.

Los coleccionistas siempre le han visto un lado romántico a un formato que, innegablemente, nos transporta a épocas pasadas. Y están de suerte, porque los grandes clásicos están siendo reeditados. Pero no es la única razón para comprar discos.

Muchos apuestan por el vinilo por su peculiar sonoridad. Es difícil batir la calidad pura de los digitales, pero hay quien encuentra agradable y cercano el sonido característico que sale del tocadiscos al reproducir un LP.

Lo curioso, además es la moda de este formato entre los jóvenes. Según los datos de la industria, cerca de la mitad de los compradores de vinilos son menores de 25 años. Para todos ellos, sean de la edad que sean, aquí os dejamos una lista de discos imprescindibles en cualquier colección y alguna sorpresa para los reproductores de música.