Prepara un día de playa completo por menos de 60 euros sin que te falte de nada.


Ha llegado el momento de pensar en las vacaciones. Con los días de verano y de sol todos comenzamos a soñar con esos días de descanso en algún lugar tranquilo, alejado del mundanal ruido, en el campo o en la playa, donde sea, pero descansado, dedicando tiempo a esas cosas que normalmente no podemos hacer.

Prepara tu equipaje

Una de las cosas que más quebraderos da a la hora de irse de vacaciones es hacer las maletas. Es ese momento en el que nos parece que todo nuestro vestuario está anticuado o que necesitamos cosas que no tenemos en casa.

Y con las vacaciones ahí preparadas, cuando además suponen un gasto extra, no vamos a dejarnos una fortuna en el contenido de la maleta. Menos mal que existen opciones para llenar nuestro equipaje de cosas bonitas y prácticas sin hacer un agujero a nuestra economía.

 

Y eso es aún más sencillo cuando nos vamos a una zona de costa. Un ejemplo bien claro es la bolsa para ir a la playa. Puedes encontrar bañadores, complementos y productos más que necesarios por un módico precio que no encarezcan esas vacaciones que tanto nos merecemos.

Una bolsa práctica

Lo importante es que seas consciente de qué cosas necesitas llevar en la bolsa y qué cosas sobran. Nosotros hemos pensando en qué cosas son las básicas para que no te falte de nada y hemos logrado preparar el pack completo por menos de 70 euros.

Hemos metido casi de todo lo que necesitas para pasar la jornada a la orilla del mar. Por eso, además de la propia bolsa y el biquini -dos imprescindibles- hemos incluido cosas necesarias como una toalla.

La que nosotros hemos elegido además tiene triple función. Lo mismo sirve para secarse, porque tiene una parte con rizo, como para tumbarse sobre la arena, pero también como pareo, de forma que no necesitemos añadir más vestuario para estar sobre la arena.

[lista_enlaces]

Protégete bien del sol

Además de estas cosas básicas, hay que tener muy claro que no se puede ir a la playa sin protegerse de la luz solar. Sabemos el daño que los rayos del sol pueden hacer a nuestra piel, por eso en toda bolsa de playa que se precie no puede faltar un buen protector.

El nuestro tiene un factor solar alto, de 50, para asegurarnos de que no nos chamuscamos al sol. Y para acompañarlo, hemos incluido otra cosa que no debería faltar en ninguna visita a la playa: el gorro. Porque proteger la cara y la cabeza del sol nos ayudará a evitar que salgan manchas en la piel o que aceleremos el proceso de envejecimiento de la piel del rostro.