Las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia no dan demasiadas opciones estos días, por suerte, siempre nos quedarán los libros para cambiar de escenario y evadirnos.


La pandemia nos ha dejado esta Semana Santa sin la posibilidad de desplazarnos a algún lugar para descansar unos días, así que toca dedicarse a hacer planes locales, más de proximidad, como pasear por los parques o por las zonas cercanas a nuestra residencia habitual. Y también toca tirar de imaginación para hacer cosas con los más pequeños y aprovechar para descansar y relajarse.

Una de las mejores formas de evadirse que se nos ocurren es la lectura. Por eso os traemos una selección de libros para que aprovechéis estos días de vacaciones –o de descanso- para que, ya que no podemos viajar físicamente, podamos trasportarnos con la mente a otros lugares, a otros paisajes y a otras vidas.

De la novela histórica a la romántica

En esta selección os traemos historias de todo tipo. Partimos de ‘La templanza’ de María Dueñas. Un libro que la autora de ‘El tiempo entre costuras’ publicó en 2015 y que en los próximos meses dará mucho que hablar, puesto que Amazon Prime estrenó el pasado 26 de marzo la adaptación televisiva. En ella Dueñas vuelve a viajar en el tiempo para ofrecer un drama de época integrado en el paisaje de los viñedos de Jerez de finales del siglo XIX.

Y seguimos con dos nombres que se han convertido ya en clásicos de la literatura más relajada de los últimos tiempos: Megan Maxwell y Elisabeth Benavent, dos escritoras españolas (sí, Maxwell lo es, pero escribe bajo tan anglosajón pseudónimo) que cuentan sus fanes por legiones y que convierten en oro todo lo que escriben.

Una historia sorprendente

Además hemos querido incluir en esta lista un libro que acaba de salir a la venta y que no está dejando a nadie indiferente. Se trata de ‘Niadela’, firmado por Beatriz Montañez. La joven, a la que conocimos hace unos años dando la réplica a Wyoming en ‘El intermedio’ revela en esta obra qué ha sido de su vida desde que dejó la televisión y el relato es, cuando menos, sorprendente.

La periodista cuenta en esas líneas cómo lo dejó todo estando en la cima para escucharse a sí misma y se fue a una cabaña de piedra, en medio de la nada, sin electricidad ni agua caliente para conocerse a ella misma y dedicarse a escribir. El resultado es una obra muy personal en la que explora su relación con la naturaleza y en la que aborda cómo han sido estos cinco años alejada del mundanal ruido.

En nuestra selección hay lugar también para otras historias reales, algunas crudas, como la que cuenta Héctor Abad Faciolince en ‘El olvido que seremos’, donde repasa la biografía de su padre, el activista colombiano Héctor Abad Gómez, asesinado en 1987.

Hay espacio además para el amor en todas sus formas, desde el cándido amor adolescente de ‘Boulevard’, de la mexicana Flor M. Salvador, hasta los amores tortuosos que relata Sonsoles Ónega en ‘Los besos prohibidos’. También, por supuesto, para la manifestación más  literaria del amor, la poesía, que hemos querido incluir en esta lista con ‘La chica desastre de los vestidos de verano’, de J.F. Torres.