Seas alta o baja, con curvas o sin ellas, y los quieras para practicar yoga, atletismo o entrenar en el gimnasio, estas son las cosas que tienes que tener en cuenta para elegir bien unos leggins.


Ahora que pasamos más tiempo en casa y los locales de ocio habituales están sometidos más que nunca a las restricciones, el deporte ha resurgido como la alternativa no solo para mantener nuestra salud física y mental, también ha recuperado su carácter de actividad lúdica para una gran parte de la población.

A unos les ha dado por el tenis, a otros por el patinaje y a otros, por empezar a correr. Y este gusto por el deporte y por la vida sosegada se ha traducido también en un cambio en los hábitos a la hora de vestir. Los tacones han retrocedido para dejar paso a sneakers y a la estrella en el armario: los leggins.

Leggins: la prenda de moda en Instagram

Ya hemos visto cómo las ‘celebrities’ con más estilo son capaces de llevarlos hasta con calcetines largos y que quede ‘cool’, pero no podemos olvidar la función inicial de esta prenda, que no es otra que la práctica deportiva. Y si estás buscando leggins para entrenar, al más puro estilo de famosas como Lara Álvarez, vamos a intentar echarte una mano para elegir los que mejor se adapten a tus necesidades.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es cuál es la prioridad en cuanto a elasticidad y firmeza y en eso es fundamental el tejido. Los hay de algodón, de lycra y de tejidos tecnológicos que se adaptan al cuerpo y cumplen otras funciones que pueden ir desde provocar una mayor activación de la circulación a generar un efecto sauna, o  todo lo contrario: controlar la transpiración.

Dime qué deporte practicas y te diré qué elegir

Como decíamos, la actividad a realizar es básica para elegir bien. Así, si por ejemplo  lo que vamos a hacer es yoga, necesitaremos un tejido que se ajuste bien, pero que nos permita libertad total de movimientos para poder trabajar la flexibilidad y que transpire bien.

Otro punto a tener en cuenta además del tejido es el largo. Los hay largos, ajustados o sueltos  a la altura de tobillo, pero también de largo tres cuartos o en formato short, para cuando llega el verano. Del mismo modo, la cintura puede ser media o baja, pero  como marca la tendencia actual, el tiro alto es el rey, y además lo convierte en una opción muy práctica si preferimos acompañarlo solo de un top y que quede estético, tengas la figura que tengas.

Estampados y a lo loco

Las tendencias en ropa deportiva esta temporada mantienen los colores lisos, y aunque los clásicos blanco y negro nunca fallan y nunca pasan de moda, llegan con fuerza los estampados. Y hay cabida para todo: desde las rayas, los florales hasta los más psicodélicos, solo aptos para las más atrevidas. Aunque, si no nos atrevemos con los colores llamativos en el deporte, ¿cuándo vamos a hacerlo?  Ficha estas ideas para inspirarte y lograr tu mejor outfit deportivo y ¡a entrenar!