La actriz estadounidense ha confesado que su secreto para lucir una piel radiante es una crema con ácido hialurónico que aporta un plus de hidratación. Ficha esta y otras opciones que puedes encontrar por menos de 20 euros.


Muchas veces pensamos que el secreto de las famosas para lucir una piel radiante son productos carísimos de laboratorios exclusivos. Pero de vez en cuando nos sorprenden abriendo su neceser y en ellos encontramos productos que están al alcance de todos los bolsillos y que no por ello dejan de ser efectivos.

Kristen Bell es un ejemplo de esto. La actriz estadounidense ha confesado en alguna ocasión que el secreto para tener una piel tan tersa y lustrosa es una crema que puedes encontrar en cualquier farmacia o centro especializado. Se trata del Hydro Boost de Neutrogena. Se trata de un producto en gel que hidrata en profundidad la piel sin engrasarla. Y lo logra gracias a un componente muy utilizado últimamente en cosmética: el ácido hialurónico.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Se trata de una molécula que tenemos en nuestro cuerpo. Está presente de manera natural en la piel, donde ayuda a mantener su elasticidad, pero también en las articulaciones y cartílagos, donde cumple la función de evitar fricciones. Así pues, con estas características, su uso en cosmética es claro: hidratar y ayudar a que la piel no envejezca de manera prematura.

Actualmente en el mercado existen centenares de productos con ácido hialurónico. Unos son comestibles –sí, el ácido hialurónico también se distribuye en cápsulas- y otros son de uso tópico. Estos últimos además, se pueden aplicar en distintas zonas del cuerpo. Aunque aquí ganan por goleada las cremas hidratantes faciales. Aunque a la hora de cuidar del rostro, tenemos otro aliado muy poderoso: los sérums y los booster.

Estas formulaciones son  la forma más sencilla de introducir el ácido hialurónico en nuestras rutinas de belleza sin alterar demasiado los pasos que ya sabemos que nos funcionan para mantenerla limpia y fresca. Basta con echar unas gotas de sérum o del booster que hayamos elegido para completarla.

¿Cómo usar el sérum?

Aunque los fabricantes suelen especificar la mejor forma de utilizar cada producto, el uso del sérum suele darse de dos formas. La primera es echar unas gotitas sobre el rostro o sobre la mano y aplicar por todo el rostro dando ligeros golpecitos. La otra es mezclando esas gotitas con la crema hidratante y aplicándolo todo a la vez.

De cualquier forma, lo apliquemos de la forma que lo hagamos, es primordial seguir los pasos habituales de limpieza: primero lavar bien con agua y leche limpiadora o agua micelar, después aplicar el tónico, esperar unos segundos a que la piel lo absorba, a continuación, aplicar el sérum y la crema hidratante.

Si aún no tienes claro cuál elegir para mejorar el aspecto de tu rostro, revisa primero qué tipo de piel tienes. Recuerda que si es grasa o mixta, es preferible evitar las formulaciones más nutritivas o grasas y decantarse por las más hidratantes, y mejor si es en textura gel o crema ligera. Por el contrario, si tienes la piel seca o madura, decántate por los sérums y acompáñalos con una crema rica en ácido hialurónico. Tu piel lo agradecerá.