¿Te lo han dicho con flores? Aquí te proponemos unas cuantas ideas para colocar ese detalle con estilo.


Según las estadísticas, la venta de flores se dispara en San Valentín. De acuerdo con las informaciones publicadas por distintos medios durante los pasados años ha subido de manera exponencial en los días previos a San Valentín hasta alcanzar, en 2019, un récord y multiplicar por 20 las ventas. Si tú también eres de los que estos días disfruta de la compañía de flores en casa, te ofrecemos distintas ideas para que las coloques con estilo.

Cómo conservar las flores

Lo primero que tenemos que pensar es en el tamaño de ramo y la forma en la que quedarían mejor colocadas dentro de la casa. Esto influirá a la hora de elegir el soporte en el que van a estar. Recuerda que las flores necesitan su espacio para respirar. Colocar un ramo grande en un jarrón demasiado pequeño puede acortar la vida de las flores y hacer que en 48 horas hayan perdido gran parte de su vida y lustre.

Si quieres que tu ramo se conserve durante unos cuantos días, además de elegir un jarrón adecuado tendrás que procurarle los cuidados necesarios. Esto empieza por retirar el papel que suelen llevar como envoltorio y, si necesitas cortar el tallo de las flores, hazlo en diagonal.

A la hora de colocar el ramo en el jarrón, la preferencia es que esté en contacto con agua tibia. Esto funciona para la mayoría de las flores, aunque haya alguna excepción, como las rosas, que prefieren agua fría. Pero ante la duda, con el agua tibia acertarás de cualquier forma.

Alimentar el ramo

En esa agua en el que vayas a colocar las flores deberás ponerles el ‘alimento’, esto es, o el preparado de sales que muchas veces suele acompañar a las flores, o bien puedes hacerlo tú en casa, disolviendo dos aspirinas a las que puedes añadir además y un poco de azúcar.

Recuerda que el agua también se puede ensuciar y llenar de bacterias, así que es recomendable que cambies el agua del jarrón y repitas la operación anterior cada tres días como máximo. No obstante, si quieres mimarlas al máximo, puedes hacerlo a diario. Así te asegurarás de prolongar la vida de las flores.

Por último, el lugar de la casa en el que vayamos a colocarlo también es importante e influye en la duración de las flores. En primer lugar, debemos evitar zonas en las que haya corrientes, esto es cerca de ventanas o puertas que estén abiertas, pero también  hay que alejarlas de los aparatos de calefacción si estos son de aire o de los de aire acondicionado en verano.

Tampoco les viene nada bien la exposición directa a la luz solar, las flores prefieren lugares un poco más retirados. La luz del sol puede hacer que se marchiten antes, aunque les vaporicemos agua sobre los pétalos para que soporten mejor la temperatura.