El 20 de marzo llega la primavera y con él, la mejor época para la floración. Así que prepárate para llenar la casa de flores.


El tiempo parece haberse detenido con la pandemia, pero a pesar de todo, las hojas siguen cayendo del calendario. Y la primavera ya está aquí. El 20 de marzo a las 10.37 hora peninsular española entrará la nueva estación y con ella una de las estampas más bonitas en todos los jardines y campos con todo el flor.

Si esta época te anima y te encantan las flores te proponemos algunos detalles para que puedas lucirlas en casa en estas fechas sin trabajar demasiado y sin tener en cuenta cuánto espacio tengas. Así puedes empezar por regalarte un ramo de flores.

Hay quien prefiere las rosas, quien las margaritas y quien los lirios. Nosotros hemos seleccionado un ramo de tulipanes que, con su colorido, darán un toque muy vivo a cualquier estancia dejando patente que a  esa casa la primavera también ha llegado.

Recipientes adecuados

También os dejamos unas cuantas ideas de jarrones y recipientes para que podáis colocarlos donde mejor os vengan y penséis en qué os encaja con la decoración de la casa. Recordar que es importante elegir un jarrón de un tamaño adecuado al ramo o centro que vayamos a colocar para que las flores se mantengan frescas y lustrosas durante más tiempo.

Lo ideal es que les cortéis un poco la parte baja del tallo cuando lo tengáis en casa antes de sumergirlo en el agua, pero si veis que están muy frescas, podéis esperar un par de días a hacerlo. Eso sí, debéis sacarlas del envoltorio en el que vienen cuando lleguen a casa y colocarlas sin ataduras en el jarrón.

Alimento y cuidados

Normalmente, los ramos suelen venir acompañados de un sobre con los minerales que necesitan para mantenerse frescas unos días más. Sino fuese así, es recomendable que dejéis un par de aspirinas mezcladas con el agua, que mejor si está tibia, y se la cambiéis cada dos días.

Además de esto, debéis tener cierto cuidado con dónde colocáis esas flores. Si están en un lugar en el que reciben luz directa del sol se estropearán con mayor facilidad. Y lo mismo sucede si están en una zona de tránsito o junto a una ventana, porque no se llevan demasiado bien con las corrientes. Por ello, elegid la estancia que más os guste, pero pensad en que no sufra por el exceso de luz o que el viento les afecte.

Pero, si a pesar de todo no lográis alargarles tanto la vida como merecen, podéis intentarlo con las plantas y si esas tampoco son vuestro fuerte, siempre os quedarán las flores artificiales. Quizá les falta el aroma de la primavera, pero resistirán lustrosas y coloridas como el primer día y no requieren de ningún cuidado. Quizá no es la imagen perfecta para la nueva estación, pero también es válida para impregnarse del espíritu primaveral.