El año pasado causaron furor los de flamenco, este año siguen pegando con fuerza pero hay muchas otras opciones para disfrutar dejándose llevar por el agua.


La temporada de piscina y de playa ha comenzado oficialmente. Las temperaturas al fin comienzan a subir después de un inicio de verano atípico en casi toda la península ibérica y llega el momento de disfrutar de un buen chapuzón y también, de divertirse en el agua.

Para muchos es necesario incluir un flotador en esos ratos de diversión acuática, y el año pasado hubo un claro vencedor: el flotador con forma de flamenco. Instagram se inundó de imágenes de ‘influencers’ subidos en una colchoneta de grandes dimensiones y con la forma de este colorido animal.

Un verano de nuevo atípico

Este verano se plantea también como un tiempo para disfrutar de nuestras playas y piscinas más en el ámbito local, por lo que sin aviones ni necesidad de facturar, hay quien se planteará el desplazamiento veraniego casi como una mudanza, porque da lugar a llevar mucho más equipaje. Quizá en esas maletas entre también un flotador, que parece ser ya imprescindible en las publicaciones de Instagram.

El flotador de flamenco sigue siendo un imprescindible pero este año se cuelan además muchas otras opciones. Está el unicornio, que los pasados meses ya estaba muy presente en las publicaciones de las redes sociales de quienes tenían la suerte de disfrutar de jornadas de calor y sol.

Cuidado con los más pequeños

Pero vuelven los tradicionales aros que se utilizaban hace dos décadas. Eso sí, revisados y con diseños divertidos como dibujarlos como si fuesen cortes de fruta o las típicas rosquillas americanas, esas que hacen enloquecer a Homer Simpson y que se han convertido casi en un personaje más de la serie de dibujos animados estadounidense.

Ni qué decir tiene que todos estos diseños hacen las delicias de los niños, que disfrutan como nadie de las jornadas de piscina y playa. Pero para los más pequeños de la casa existen otras versiones. Para ellos hay que buscar opciones más pequeñas, adaptadas a su tamaño, y a poder ser, que tengan una suerte de toldito para proteger su delicada piel de los rayos del sol.

Flotar es un placer

Para los adultos se llevan las opciones divertidas.  Este año los diseños van de los consabidos aros hasta las tumbonas que, si nos descuidamos, pueden ocupar media piscina. Todo vale, siempre y cuando tenga un toque diferente y original.

Por eso, en nuestro listado de ideas hemos metido una colchoneta con forma de porción de pizza, pero también una cosa que creemos que causará sensación: un tanque que incluso tiene hasta un cañón para lanzar agua. Eso sí que es llevar las batallas acuáticas a otro nivel.