En España no es muy habitual, pero si lo pensamos bien, un aerosol puede marcar la diferencia en un maquillaje aportando naturalidad.


Normalmente, cuando pensamos en el maquillaje lo primero que viene a nuestra cabeza, en la mayoría de los casos, es un bote con el producto en distintos tonos sí, pero siempre en textura fluida. Aunque en otros muchos casos, quienes están más acostumbradas a este formato, la primera imagen es la de una brocha y una polvera. Pero casi nadie piensa en otra opción que va ganando enteros fuera de nuestro país: la textura en spray.

Según han ido retratando en los últimos meses en distintas publicaciones americanas, utilizan en este formato para aplicarse las distintas fases del maquillaje. De hecho, algunas lo hacen hasta con aquello de lo que parte todo: la base de maquillaje. Entre ellas estarían la ‘it girl’  estadounidense Olivia Palermo o la actriz Scarlett Johansson, que luce siempre impresionante en las alfombras rojas.

El fijador, el aliado para un maquillaje fresco

En nuestro país, sin embargo, este producto aún no se ha popularizado como lo ha hecho entre los maestros del maquillaje de Hollywood.  Lo que sí ha llegado, y además lo ha hecho con fuerza, es otro cosmético que puede ser de mucha ayuda para tener un maquillaje perfecto, y ese no es otro que el spray fijador.

Si aún no lo tienes en tu neceser va siendo hora de que le eches un ojo y te plantees incluirlo en tu rutina de maquillaje. Este producto es uno de los grandes secretos de estilistas profesionales, y lo es porque logra que cada uno de los pasos que han dado para dar con el maquillaje perfecto compense y este se mantenga intacto durante horas.

Por eso, especialmente en las entregas de premios, muchas estrellas siguen luciendo perfectas de la mañana a la noche. Y todo  a pesar de que haya pasado más de medio día desde que las maquillaron antes de pisar la alfombra roja por primera vez.

Cómo utilizar el fijador

Su uso en realidad es bastante sencillo. Se trata de maquillarse de manera habitual. Es decir, usamos la prebase, tras esta, aplicamos la base de maquillaje y luego continuamos con el colorete y los iluminadores, amén del maquillaje sobre los párpados (aunque para muchos este paso es previo a la base). Tras completar todo el look es ahí donde entra este producto, que se aplica pulverizándolo directamente sobre la piel.

Lo ideal es dejar una cierta distancia (es decir, pulverizarlo como a un palmo o dos de la cara) para que caiga de manera uniforme en todo el rostro y fije el maquillaje por igual. No obstante, hay quien prefiere utilizar otro método: aplicar el spray sobre un algodón o pañuelo de papel e ir dando pequeños golpecitos por todo el rostro para así, lograr el efecto deseado.