Con las buenas temperaturas empezamos a tomar conciencia de cómo está nuestro cuerpo. Te damos ideas para que complementes tus cuidados con un tratamiento de choque.


El verano está a la vuelta de la esquina y es entonces cuando muchos se han marcado el objetivo de llegar tonificados al momento de ponerse en bañador en la playa. Como siempre, los hay que comenzaron hace muchos meses. También a quienes la preocupación por su aspecto físico le va a aumentando a la misma velocidad a la que desciende el número y el grosor de las prendas que lleva sobre el cuerpo.

Para los segundos, tenemos malas noticias: la operación biquini raras veces funciona, básicamente porque la constancia es primordial a la hora de cuidarnos. La única forma de mantener nuestra mejor versión es cuidando nuestros hábitos. Es decir, haciendo deporte de manera regular, bebiendo mucha agua y manteniendo una alimentación saludable.

Teniendo clara la importancia de unos hábitos saludables, no obstante hay que aclarar que hay algunos problemas estéticos que no dependen solo de nuestro estilo de vida. La genética y otros factores, como el estrés, también influyen en su aspecto. Ese es el caso de la temida celulitis, que no discrimina por peso. Tenerla no significa alimentarse mal o no hacer deporte.

La grasa localizada y la celulitis

Por fortuna, para estos casos, y también para aquellos que quieran dar un empujoncito más a su cuerpo, la cosmética nos da opciones que pueden dar unos buenos resultados. Para ello también es necesario que tengamos claros qué problemas queremos solucionar, porque hay que diferenciar entre la grasa localizada -esos pequeños michelines-, la flacidez -pérdida de elasticidad en la piel- y la celulitis -una acumulación de grasa muy específica- para luego poder atajar el problema con el tratamiento adecuado.

Para acabar con la grasa localizada, lo más efectivo, como decimos, es el ejercicio físico acompañado de una dieta saludable. Eso y tiempo, porque a nuestro cuerpo le lleva su tiempo deshacerse de esos michelines. No obstante, podemos complementar esos buenos hábitos con tratamientos de choque que ayuden a acelerar el proceso de quema de las grasas.

Si además padecemos de celulitis en determinadas zonas, lo más adecuado entonces es que busquemos un cosmético con doble acción: reductora y anticelulítica. No obstante, cuando se lucha contra este problema, hay que ser muy constante y si la vemos muy incrustada, consultar a los expertos para que nos digan cuál es la mejor opción para nosotros.

Los masajeadores

Las cremas nocturnas suelen dar buenos resultados no obstante, como decimos, además de aplicarlas de manera constante, también es recomendable que masajeemos la zona durante la aplicación para que el producto penetre bien en la piel. Si lo encontramos adecuado, podemos darlo con algún dispositivo.

En esto hay todo un universo, porque los rodillos pueden ser de diversos materiales, como el plástico o la madera y funcionar de manera manual o automática. Simplemente tenemos que ver cuál es el que más se adapta a nuestras necesidades y, si el nuestro es un caso complicado de celulitis, cuál es la recomendación que nos dan los expertos para nuestro caso.