La constancia está en la clave de casi todo, pero hay productos que pueden ayudarnos a dar ese empujón que necesitamos antes del ponernos en bañador.


Parece que al fin el calor ha vuelto y que el verano ha comenzado. Se han acabado las clases en los colegios y muchos ya preparan las vacaciones de un verano aún atípico pero que se vislumbra con un poquito más de alegría que el del pasado año.

Y con estos primeros días de calor llegan también los primeros chapuzones en la piscina y las primeras visitas a la playa. Y eso, en un año en el que vamos a otro ritmo, puede hacer que haya a quien le haya pillado con el pie cambiado y esté buscando alguna ayuda para verse mejor en ese primer paseo a la orilla del mar.

En guerra con la celulitis

Uno de los problemas estéticos que más suelen intentar solventarse es la celulitis. Si es tu caso y es algo que te preocupe, lo primero que tienes que saber es que no estás solo. Es algo común especialmente entre el género femenino. Según los expertos, más del 85% de las mujeres han  tenido, tienen o tendrán en algún momento de su vida celulitis en alguna parte de su cuerpo.

Así que, por mucho que nos resulte antiestético, además de habitual, en la mayoría de los casos no es un problema de salud y tampoco está relacionado con el peso. Se puede estar muy delgado y tener celulitis o estar por encima del IMC recomendado y tener una piel sin rastro de ella.

Tratamientos intensivos

Así pues, para aquellos y aquellas que quieran que su celulitis sea menos visible, existen tratamientos de distintos tipos. Están los médicos, para aquellos casos más complicados, como la celulitis edematosa, que resulta dolorosa incluso al tacto y que requiere de ciertos cuidados específicos.

También está el ejercicio físico. Los resultados son más duraderos –aunque también lleva alguna semana más que se noten- y debería ser una constante en nuestra vida, no solo por estética, también por salud. Una vida sedentaria multiplica las posibilidades de que la celulitis aparezca.

Sin embargo, hay que ser conscientes de que el ejercicio no logra solucionar el tema de la celulitis, un problema que, como decimos es primordialmente estético, aunque sí hará que su apariencia mejore. Para complementarlo está la alimentación, que debe estar basada en frutas y verduras y hay que incluir mucha agua para ayudar a drenar.

Por suerte, también tenemos la cosmética. Esta última no hace milagros, pero puede ayudarnos con esas zonas rebeldes. Hay muchos tratamientos distintos, pero hemos seleccionado algunos de los que, según las usuarias son bastante efectivos, y tienen carácter intensivo. Si somos constantes, pueden mejorar el aspecto visible de la celulitis y las zonas en las que notamos cierta flacidez, porque tersará la piel y mejorará su apariencia para que lleguemos a la playa viéndonos un poco mejor.