Cuidar de la piel más delicada de nuestro rostro no es fácil, pero ahora la cosmética está de nuestro lado. Ficha estas ideas para aplicar el contorno y darle, además un cuidado extra.


El contorno de los ojos es un área más que delicada. Esta zona tiene la piel más fina de nuestro cuerpo y por ello requiere de unos cuidados especiales. Porque, además, si no lo hacemos, esta zona funciona como un gran chivato que muestra todo lo que pasa en nuestra vida.

Revisando el contorno de los ojos nos daremos cuenta de que lanzan claros mensajes. Y no sobre la edad, que es lo que pensaríamos en primera instancia. Lo hacen sobre nuestros hábitos. Así, si hemos pasado una mala noche, se nos notará en forma de ojeras o bolsas, lo mismo que suele suceder si hemos llorado o hemos trasnochado.

La cosmética acude en nuestra ayuda

Por todo eso, hay que prestarle especial atención en nuestras rutinas de belleza, porque, como decimos, requiere de productos adecuados y específicos. Lo ideal a la hora de comenzar y acabar el día es, en primer lugar, limpiarnos bien la piel.

Para ello, es recomendable utilizar o bien un agua micelar suave con todo el rostro o bien un producto que no sea agresivo para el contorno de los ojos, y si es que necesitamos algo un poco más secante, otro diferente para el resto de la cara.

Una zona aparte

A continuación, llega el momento de la hidratación y la nutrición. Y ahí tenemos que diferenciar bien las zonas de nuestro rostro y darle a cada parte lo que necesita. Por ello, utilizaremos una crema para todo nuestro rostro excepto para el contorno de los ojos, que debe ser tratado con productos específicos para la zona.

Pero como sucede con el resto del rostro, a este paso básico se le pueden sumar gestos como la aplicación de un sérum -que puede ser aplicado antes de la crema o bien con esta-. Pero afortunadamente ya encontramos productos en el mercado que lo tienen incluido en su formulación, lo que nos ahorra tiempo y nos ayuda a no olvidarlo nunca.

El ácido hialurónico, el protagonista

Estos productos, que han comenzado a aparecer en el mercado hace relativamente poco tiempo, nos proporcionan más acciones con el mismo gesto. Así, además de hidratar y mantener fresco el aspecto de la zona cercana a los ojos, podemos proporcionarle cuidados adicionales como un buen tratamiento antiedad.

Sin duda, para mantener la juventud de esa zona muchas formulaciones ya incluyen elementos como el ácido hialurónico, que refuerza la función de barrera de la piel impidiendo que pierda agua. Con eso se logra que la hidratación se mantenga, esto es, que el aspecto sea saludable y además, se retrase la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Otra de las funciones que pueden cumplir estos contornos de ojos es la de antimanchas. Igual que sucede en el resto del rostro, en esta zona tan delicada pueden aparecer pigmentaciones cuya apariencia puede mejorar gracias a determinados ingredientes que ahora podemos encontrar en un formato específico para esa zona.