Controlar el cabello encrespado, darle ese volumen que necesita el pelo lacio o dejar el peinado perfecto son tareas perfectas para un buen secador. Te proponemos varias ideas para que des con el tuyo.


Tener una melena brillante y cuidada es el sueño de un amplio porcentaje de la población.  Penélope Cruz, Sofía Vergara, Jennifer Aniston o Blake Lively pueden presumir de un cabello bonito.  Pero lograr tener una melena digna de Hollywood requiere de muchos cuidados. Muchos recurren a la mano de los profesionales para lograrlo, pero también es necesario apoyar ese trabajo en casa y lavarlo y peinarlo de manera adecuada. Y eso pasa, necesariamente por usar buenos productos y un secador adecuado.

Una buena alimentación es vital para mantener el cabello sano y fuerte. El pelo, como el resto de nuestro cuerpo, sufre por el estrés o la falta de nutrientes, así que hay que alimentarlo desde dentro y complementar eso desde fuera con mascarillas y champús adecuados. También con buenas herramientas que nos ayuden a no castigarlo tras acciones rutinarias como el lavado.

Tipos de secadores y cómo elegir

Durante los meses de más calor podemos optar de vez en cuando por dejar al cabello secarse al aire, pero ahora que las temperaturas aún son bastante bajas en el hemisferio norte, no secarse el pelo no es una buena opción a menos que queramos coger un resfriado. Por eso es vital que tengamos un buen secador de pelo en nuestro tocador.

En la actualidad hay muchos tipos de dispositivos para secar el pelo que van desde los tradicionales secadores de pie de las peluquerías hasta los dispositivos portátiles y plegables de viaje. Nosotros nos hemos centrado en los más habituales del mercado, los de mano, y hemos preparado una selección de dispositivos que tienen características profesionales y buenas prestaciones, pero que no tienen un coste elevado.

Potencia y temperatura

Porque lo de los secadores es un mundo. Existen en el mercado modelos que pueden llegar hasta los 400 euros y a la hora de enfrentarse a la compra de uno, surge la pregunta ¿Qué tiene que tener un secador para adecuado? Lo primero que tenéis que mirar a la hora de comprar es la potencia.

Los secadores de mano normalmente oscilan entre los 1.000 y los 2.500 vatios, y la elección dependerá del grosor de nuestro pelo y de la cantidad de cabello que tengamos -más baja si el cabello es más fino-. Pero siempre es una buena idea comprar uno potente -los profesionales lo son- y luego secarnos el pelo con la opción más baja o más alta en función de las necesidades del cabello y del momento.

En segundo lugar, es vital que podáis controlar el flujo de aire y la temperatura. Los más adecuados son aquellos que además, tienen un botón de aire frío, que es importante por dos razones: nos ayuda a que el cabello no coja temperaturas elevadas durante el secado y hace que los peinados se queden fijados durante más tiempo, algo que, especialmente si tienes el cabello fino, notarás.