La entrada de casa es tan importante como cualquier otra estancia. Ficha estas ideas para sacarle el máximo partido a tu recibidor.


Cada casa es un mundo, pero es cierto que todas comparten algo: la intención de convertirse en un hogar. Y eso empieza desde la puerta de entrada. Porque el recibidor es de esos espacios que no siempre aprovechamos como deberíamos, ni en cuestión de espacio ni  de decoración.

Aprovechar ese rincón es una buena opción, especialmente en las casas en las que el espacio no es tanto como nos gustaría. Por ello, tenemos que ver qué estilo de decoración tenemos en el resto de la casa y en qué queremos convertir ese espacio. Si nuestro estilo de vida es activo y pasamos mucho tiempo fuera de casa, sería conveniente que aprovechásemos ese rincón para dejar las cosas importantes que no debemos olvidar al salir por la puerta.

Mesas, estanterías y demás muebles

Para las casas con poco espacio hay muebles modulares que nos permiten ganar un cierto espacio de almacenaje para dejar cosas sin ocupar demasiado. Pero, como en todo lo que implique decoración, es importante medir y estudiar en qué rincón encajará mejor. Y si lleva un espejo, mejor que mejor. Este elemento puede ayudarnos a hacer que cualquier espacio parezca más grande simplemente por una cuestión óptica.

Por eso, en el listado que veréis más abajo, os dejamos un par de ejemplos de espejos para que os hagáis una idea de que además de ampliar espacios y ser útiles para echarnos un último vistazo antes de cruzar la puerta, nos vendrán bien para decorar. Porque ahora los espejos se llevan, tanto si es uno y grande como si hacemos un juego con ellos como si fuesen cuadros.

Zapateros y bancos

Quienes tienen un recibidor amplio y con espacio pueden optar por colocar un sillón en la entrada, un elemento que además de decorativo puede ser muy útil. Quienes no, pueden decantarse por opciones más prácticas, como los muebles zapateros.

Hace unos días os dejamos una selección para que cogieseis ideas de cómo almacenar vuestros zapatos y es cierto que uno de estos muebles nos ayuda a ganar espacio de almacenamiento y aprovechar rincones que de otro modo quedarían sin uso.

Entre estos, hay varias opciones, algunas con banco incorporado, lo que es muy útil para calzarse y descalzarse nada más entrar en casa o justo antes de salir por la puerta. Especialmente si somos de los que prefieren que nadie se pasee por casa con los zapatos de la calle.

Detalles prácticos

Pero si en nuestra entrada no hay espacio para muebles y aún así necesitamos un lugar en el que dejar las llaves y algunos detalles, existe la opción de colocar una pequeña estantería o un llavero de pared. Así nos aseguraremos de coger todo antes de salir.