Te proponemos una selección de juegos analógicos para desconectar de los tecnológico y compartir tiempo con los tuyos estos días.


Últimamente pasamos más tiempo que nunca mirando las pantallas. Según la web de estadísticas Statista.com, con datos de enero de este año, los españoles pasamos una media de 6 horas y 11 minutos al día conectados a Internet, ya sea mediante el ordenador o el teléfono móvil, un dato cuando menos impactante.

Aunque estamos por debajo de la media mundial –por muy poco, porque la media es de seis horas y 54 minutos- aún le sacamos dos horas de diferencia a quienes están en la parte más baja de la tabla. Aunque por su pasión por la tecnología hay quien podría pensar que ellos liderarían el raking son, curiosamente, los japoneses quienes se sitúan en la parte inferior de la lista, con una media de 4 horas y 25 minutos al día.

Un ocio más analógico

Nosotros os proponemos volver a la diversión tradicional, la analógica. Una forma de aparcar por un rato la tecnología, cuyo uso además ha aumentado por la pandemia, ya que se han convertido en una forma efectiva de mantenernos en contacto con aquellos que ahora tenemos lejos.

Por ello os traemos una selección de juegos de mesa para disfrutar en familia y olvidarnos por un rato de las pantallas, que puede que nos estén acercando a quienes están lejos, pero si no tenemos cuidado con su uso pueden acabar alejándonos de quienes están al lado.

En nuestra selección de juegos hay de todo.  Hemos rescatado del baúl de los recuerdos los puzles, un entretenimiento que en muchas casas queda relegado a los más pequeños, pero que suponen todo un reto y son muy beneficiosos para la salud.

Diversión en familia

Nosotros hemos decantado por uno de 2.000 piezas, que ya supone un auténtico desafío y para el que necesitaréis una superficie bastante grande. Quizá os dé pereza arrancar, pero una vez que lo hayáis hecho os sorprenderéis con la capacidad de abstracción que genera.

Hemos incluido, por supuesto algunos de los más famosos como la jenga, una edición muy especial del sudoku, también el Trivial, para que pongáis a prueba vuestros conocimientos, o en Monopoli. Este último además ahora se presenta en una edición con cambio de normas que prometen dar una vuelta de tuerca a un juego que todo el mundo conoce.

Del misterio a la tradición

Para los amantes de la resolución de misterios está también el Cluedo, el juego en el que hay que descubrir al asesino. Para aquellos que quieran poner a prueba su mente, hemos incluido el Cortex, que hará que tengamos que tirar de los cinco sentidos. Y para quienes quieran mostrar sus habilidades pintando, el Pictionary y para los reyes del cine mudo, Mimika.

Y no nos hemos olvidado del rey de muchas casas –especialmente en Navidad-, el bingo, un juego que no pasa de moda y que ha acompañado a muchos en sobremesas infinitas de risas y conversaciones en familia.