Te proponemos ideas para que te hagas con todos los productos necesarios para una rutina ‘beauty’ completa sin necesidad de hacer un gran desembolso.


Es cierto que no todas tenemos la piel ni el rostro de modelos como Nieves Álvarez o Judit Mascó, pero todos los cutis, sean como sean, necesitan sus cuidados. Y no siempre los cosméticos más caros nos aseguran en mejor resultado. Por eso hoy os traemos una selección de diez productos, que ahora por un precio inferior a los diez euros, pueden resultar bastante útiles no solo para cuidar el rostro, también para llevar en el bolso y darle un retoque al maquillaje.

En la selección de productos que hemos hecho hemos incluido todo lo necesario para lucir un rostro resplandeciente. Con cosméticos que van no tanto a retocar o maquillar sino a realzar la belleza natural de nuestra piel. Y para eso es fundamental una buena limpieza.

El rostro tiene que estar siempre limpio antes de aplicarle ningún producto para evitar la obstrucción de poros con todos los problemas que conlleva. Así evitaremos el exceso de sebo, la formación de granos, espinillas o puntos negros y permitiremos a nuestra piel respirar. Y esto puede hacerse con una limpieza suave diaria y una un poco más profunda una vez a la semana.

Una buena hidratación

Sin duda, otro de los pasos más básicos que podemos dar en el cuidado facial tras la limpieza es la hidratación. Un rostro deshidratado es más proclive a acusar más los efectos de la climatología y por supuesto, a la aparición de arrugas. Nosotros os proponemos una hidratante de día, pero a la hora de escoger la que vais a utilizar recordad que hay que tener en cuenta las necesidades específicas de nuestra piel, porque una piel madura no exige lo mismo que una joven.

El contorno de los ojos es a veces el gran olvidado, y eso es un error garrafal, porque si los ojos son el espejo del alma, su contorno también es un buen indicador de cómo nos encontramos. Nada como unas ojeras para revelar que no hemos dormido todo deseado o unas bolsas para contar que estamos cansados. Por ello, buscad uno que se ajuste a la tendencia de vuestros párpados.

Paso a paso

Tras la hidratación llega el momento de darle lustre al rostro. Antes de aplicar la base de maquillaje –si es que vais a hacerlo, porque en algunos casos y dada la situación actual no es la mejor de las opciones-, llega el turno de los correctores. Estos funcionan bien bajo esa base de maquillaje, pero también por separado, sin necesidad de recubrir la piel con esta capa.

Después podemos echar mano del colorete y el iluminador, que nos ayudarán a tener mejor cara y  también a jugar con las luces y los puntos de atención en nuestro rostro. Junto a este paso podéis aprovechar para darle un toque vuestras pestañas, os dejamos aquí una máscara transparente, que hará que todo el look parezca muy natural.