Vieiras sobre puerros estofados


    Resumen de la receta

    Todos los pasos e ingredientes para preparar un plato sorprendente que funciona fantástico como entrante.

    Son una auténtica delicia, pero siempre dudamos a la hora de buscar ingredientes que casen bien con las vieras y no enmascaren ni disfracen sus sabor. Por eso hoy os traemos una receta sencilla, fácil de preparar y que encaja con un producto que merece ser tratado con respeto y que debemos cuidar.

    Para prepararlo solo tenemos que elaborar un estofado de puerros, un vegetal que aportará un punto dulce que sumará puntos y potenciará el regusto a mar que siempre dejan las vieiras. Como añadido, un chorro de nata tras la cocción de los puerros los dotará de una cremosidad que encaja perfectamente con la textura carnosa de la vieira, que tiene que ser la gran protagonista.

    Solo un golpe de calor

    Por ello, para que todo esté listo y el plato salga perfecto, no hace falta complicarse mucho la vida pero sí medir los tiempos. Así, comenzaremos pochando los puerros con cuidado para no pasarnos con la temperatura. Una vez que estén, con la salsa añadida y reducida, listos para emplatar, será entonces cuando cocinemos las vieiras.

    Es importante no pasarnos con la cocción, porque además de encoger de tamaño de forma bastante visible, podemos cargarnos el producto. Por ello, debemos colocarlas sobre una sartén o plancha ya caliente, con la cantidad mínima de aceite –la justa para no llevarnos un susto y que se nos haya pegado al fondo de la sartén-.

    Con unos segundos, menos de un minuto por cada lado será más que suficiente. Solo hay que sellarlas y estarán listas para servir. Si nos hemos pasado con el aceite, podemos pasarlas por un papel de cocina para quitarles el exceso de grasa antes de colocar sobre la cama de puerro. Así tendremos un plato rico, lleno de matices y además con un bajo contenido calórico. Perfecto para una cena de verano.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 4/8 vieiras s/t
    • 2 puerros grandes
    • 3 zanahorias
    • ¼ l. de nata líquida
    • 4 cucharadas de aceite

    ¿Cómo se prepara?