Verdinas con mejillones y langostinos


    Resumen de la receta

    Aquí te dejamos todos los trucos y pasos para poder hacer unas verdinas con mariscos con sabor a mar.

    Hoy vamos a cocinar un plato de cuchara muy calentito perfecto para temporadas frías.

    Las verdinas, también llamada alubias, son un tipo de judías pequeñas. Las podemos ver sobre todo en platos de marisco y pescado en Asturias y Galicia.​

    Este tipo de legumbres contiene fibra, vitamina B1, vitamina C, ácido fólico, sodio, magnesio, fósforo y potasio. Además es un antioxidante natural ideal para aquellos que cuidan su alimentación.

    Antes de cocinar las verdinas, es fundamental que el día anterior a cocinarlas las dejemos en remojo durante 10-12 horas en agua templada y con un puñado de sal.

    En el momento de cocinarlas, tenemos que estar pendientes del tiempo de cocción, pues es orientativo.

    Este plato es muy versátil, pues puedes acompañarlo con el marisco que más nos guste. Podemos combinarlo con gambas, rape, almejas o calamares entre otras.

     

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 300 gramos de verdinas frescas
    • 1 cebolla
    • 1 diente de ajo
    • 300 gramos de langostinos
    • 400 gramos de mejillones
    • Refrito

    • 1 cebolla
    • 1 diente de ajo
    • ½ pimiento rojo grande
    • 80 ml de brandy
    • una pizca de sal
    • una pizca de pimienta

    ¿Cómo se prepara?