Tarta de calabaza, otra forma de hacer dulces


    Resumen de la receta

    Todos los trucos e ingredientes para que saquéis partido a la calabaza un vegetal muy práctico que puede hacerse tanto en recetas saladas como dulces.

    Normalmente cuando pensamos en la calabaza a nuestra cabeza vienen platos salados. Una crema que pueda servir como entrante, el acompañamiento perfecto para una carne o un pescado, o incluso para hacer un rissotto. Pero pocas veces nos vamos a lo dulce. Y eso que es su sabor predominante.

    Los americanos le tienen cierto cariño a este vegetal que en otoño puebla los campos y que la noche de Halloween decora las casas, quizá por eso fueron los primeros en intentar hacer una tarta con él. Eso es lo que os traemos hoy. Nuestra versión de la pumkin pie, la tarta de calabaza americana, que gracias a la textura y versatilidad de la calabaza acepta la inclusión de numerosos matices utilizando las especias.

    Trucos y consejos

    Para que la receta nos salga bien, lo ideal es que la calabaza esté cocinada antes de comenzar con la tarta. Existen dos modos: la cocción en agua o bien el asado en el horno. Y es, precisamente, esta segunda opción la que más convence, en primer lugar porque no aporta más agua a la cocción y en segundo por el sabor tan delicioso que deja en la calabaza.

    Este vegetal contiene numerosos nutrientes, es rica en vitamina C, manganeso, potasio y calcio, lo que la convierte en una opción muy sana. Esto es lo que debemos recordar a la hora de añadir azúcar a esta receta, porque además, ya se trata de un fruto dulce. Probad a vuestro gusto hasta encontrar el equilibrio perfecto entre el sabor que os gusta y no añadir un exceso de calorías.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

      Pasta brisa:

    • 250 gr. de harina
    • 125 gr. de mantequilla
    • 1 huevo
    • 1 cucharadita de agua fría
    • 1 cucharada de azúcar
    • Para el relleno

    • 600 gr. de pulpa de calabaza rallada
    • 2 huevos
    • 200 gr. de nata líquida
    • 130 gr. de azúcar moreno
    • 1 pizca de canela
    • 1 pizca de jengibre fresco y rallado
    • 50 gr. de almendra molida
    • Un poco de azúcar glas

    ¿Cómo se prepara?