Bullabesa, la sopa de pescado de la Costa azul


    Resumen de la receta

    Todos los trucos e ingredientes para preparar esta deliciosa salsa de pescado típica de la costa azul francesa. Sigue nuestra receta y harás una bullabesa digna de cualquier restaurante marsellés.

    En Marsella la consideran poco más o menos que un símbolo. La bullabesa o bouillabaisse es para ellos motivo de orgullo. Y no es para menos, porque se trata de un plato que conjuga lo mejor del mar y que además ofrece un alimento reconfortante para quien la toma.

    Eso sí, no nos dejemos engañar por su apariencia. A pesar de tratarse de una sopa de pescado, tiene un contenido calórico mayor de lo que pudiésemos pensar (alrededor de 300 kcal por ración). Esto puede deberse, en parte, por ir acompañada de la salsa rouille, un clásico de la cocina provenzal francesa.

    Esta salsa, que bien podría describirse como un híbrido entre el alioli y la salsa romesco, acompaña a la perfección a este plato. Sin embargo, es muy versátil, ya que sirve tanto como acompañamiento como para ir simplemente sobre rebanadas de pan.

    Un plato marinero

    La bullabesa o bouillabaisse comparte ciertas características con el foumet o con la sopa de pescado que suele hacerse en España con la morralla del pescado. Y es que este plato marinero surgido en la costa azul francesa acepta casi cualquier pescado blanco, aunque prefiere aquello que le aportan un sabor más potente, como el rape o cualquier pescado de roca.

    También admite diversos mariscos, como las gambas, los langostinos y los mejillones, lo que nos ofrece la posibilidad de variar un poco el sabor y de adaptarnos a lo que haya disponible en el mercado ese día. No hay que olvidar que este plato tiene un origen bastante modesto: era el plato improvisado de los pescadores, que se alimentaban de los peces menos valorados en el mercado.

    Pero como ha sucedido a lo largo de la historia con otros ingredientes humildes, hoy en día está considerado una delicia y es uno de los platos más destacados de la gastronomía francesa. Aquí te dejamos los paso para que puedas hacerlo en casa sin complicaciones.

    Trucos y pasos

    Aunque se trata de una receta relativamente sencilla, tienes que tener algunas cosas en cuenta. En primer lugar, recuerda pochar bien las verduras (sin que se quemen) antes de agregar el líquido. También de tostar un poco las espinas y las cabezas de las gambas para que suelten todo su jugo. Después, añade el caldo y no dejes que hierva durante demasiado tiempo.

    El pescado, al contrario que la carne, no deja más sabor si aumentamos el tiempo de cocción. Hacerlo más bien provoca el efecto contrario: las espinas más endebles se deshacen y luego resultan más molestas de eliminar y hay que tener cuidado al colarlas.

    Del mismo modo, tal y como indicamos en los pasos, los trozos de pescado más carnosos, que van a ser consumidos en la mesa, los añadiremos al final para que tengan la cocción exacta. Así evitaremos que se pasen y lograremos que mantengan su textura jugosa.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

      Para la sopa

    • 1 ½ kg. de pescado variado con cabeza y espinas
    • ¼ kg. de gambas o langostinos
    • 1 cebolla
    • 1 puerro
    • 1 ajo
    • 1 tomate
    • 1 zanahoria
    • 8 cucharadas de aceite
    • 1 vaso de vino blanco seco
    • Un cáscara de naranja
    • 1 cucharadita de hierbas de Provenza
    • Un poco de hinojo
    • Un poco de azafrán
    • Un poco de sal
    • Un poco de pimienta
    • Rouille

    • un diente de ajo
    • mayonesa o aceite
    • perejil
    • pan
    • 1 patata pequeña
    • 1 pimiento rojo seco (opcional)

    ¿Cómo se prepara?