Quinoa con leche y frutos rojos


    Resumen de la receta

    Todos los trucos e ingredientes para preparar este sorprendente postre que podrá acompañar cualquier cena entre amigos.

    Hoy vamos a preparar un plato que puede sorprender, pero que es una estupenda alternativa para aquellos que quieren probar el postre pero que no les gustan las cosas demasiado dulces ni tampoco los postres más tradicionales. Se trata de una quinoa con leche y frutos rojos.

    Como veréis en la elaboración es una suerte de ‘arroz con leche’, en el sentido de que debemos tratar la quinoa como si de arroz se tratase, aunque esta no tenga la textura melosa que nos quedaría con el arroz. Pero el símil es importante para ser conscientes de que tiene unos tiempos de cocción similares y que absorbe también el sabor de los caldos aunque en menor medida que lo hace el arroz.

    Las propiedades de la quinoa

    Aunque hasta hace unos años la quinoa era prácticamente desconocida en Europa, de un tiempo a esta parte se ha convertido en algo habitual en la carta de los restaurantes y en la despensa de algunas casas, que la ven como una alternativa saludable.

    Este pseudocereal –está a medio camino entre el cereal y la legumbre- posee unas propiedades nutricionales excepcionales, como por ejemplo una gran cantidad de fibra, vitaminas B, C y E así como fósforo, potasio y magnesio.

    Lo único que tenemos que hacer antes de prepararla es lavarla bien. Para ello basta con enjuagarla en agua fría, del grifo un par de veces moviéndola con brío para que se vayan las impurezas que puedan encontrarse entre los granos.

    Los frutos rojos, joyas antioxidantes

    A la quinoa y la leche, fuente de calcio, añadiremos frutos rojos, una delicia que encaja a la perfección con cualquier elaboración dulce a partir de lácteos. Estas bayas tienen además la ventaja de que son ricos en antioxidantes, betacarotenos y algunas de ellas suman además un alto contenido en vitamina C.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 1 l. de leche
    • 1 vaina de vainilla
    • 1 corteza de limón
    • 200 gr. de quínoa perlada
    • 8 cucharadas de azúcar
    • una pizca de sal
    • ¼ l. de nata líquida (opcional)
    • Un puñado de frutas rojas congeladas mezcladas
    • 4 cucharadas de azúcar
    • un chorreón de zumo de limón

    ¿Cómo se prepara?