Shepherd’s pie, el pastel de carne que vino de Inglaterra


    Pastel de carne inglés
    Pastel de carne inglés

    Resumen de la receta

    Hoy vamos a preparar una receta inglesa, el shepherd's pie o pastel de carne del pastor, que tiene distintas variantes pero un solo origen: Escocia.

    Los británicos tienen muchas cosas que envidiamos desde otros puntos del planeta. Tienen la campiña inglesa, a Shakespeare, una familia real que da para una serie de televisión con un argumento tan intenso que ni el mejor de los guionistas podría haber escrito y algunos de los mejores museos del mundo. Pero tienen que admitir que la gastronomía no es su fuerte. Sin embargo, hay algunas recetas que han conseguido hacer que pasen a la historia. Y una de ellas es la que os traemos hoy, el pastel de carne o shepherd’s pie.

    La receta es antiquísima, así que, como sucede con tantas otras, varía en función del lugar en el que se haga. Para empezar porque en muchos lugares se hace con una capa de puré de patata en la parte superior y en otros prefieren coronarlo con una masa, casi de hojaldre o de empanada, que al hornearla mantenga la temperatura en el interior.

    Cordero o ternera

    Otro de los ingredientes que puede variar en la receta es el tipo de carne que se coloca en el interior. Aunque en la mayoría de los casos, en la actualidad se hace con carne de ternera, es cierto que los más puristas llaman al pastel hecho con esta carne Cottage Pie en vez de Shepherd’s Pie. Ya que esta última, en origen, se elaboraba a base de carne de cordero, de ahí su nombre. Porque shepherd’s pie no significa otra cosa que ‘pastel o tarta del pastor’, ya que este gremio fue el primero en preparar un plato tan famoso como calórico.

    Esta consistencia se debe no solo a los ingredientes principales, también a que en los inicios se hacía con grasa animal. Esto se sigue haciendo así, con mantequillas y otras grasas de origen animal, en gran parte del norte de Europa donde aún no aplican las bondades del aceite de oliva mediterráneo para rebajar calorías y, de paso, mejorar el contenido del plato.

    Un plato calórico

    Como todo, pese a la introducción de grasas de origen vegetal, mucho mejores para la salud (en cantidades normales) que las grasas animales, se trata de una receta  contundente. No en vano aporta, por ración, entre un tercio o un cuarto de las calorías diarias que debe consumir una persona adulta y no tiene demasiado contenido vegetal o magro, por lo que debemos tener eso en cuenta a la hora de planificar nuestro menú semanal.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

      Para el relleno

    • 500 gr. de carne de aguja de ternera
    • ½ cebolla
    • 1 zanahoria
    • 1 calabacín
    • 1 puerro
    • 1 diente de ajo
    • 1 vaso de caldo
    • 1 poco de vino oloroso
    • 1 rama de apio
    • 200 gr. de guisantes
    • Un poco de salsa HP
    • Un poco de aceite
    • Un poco de sal
    • Un poco de romero
    • Un poco de pimienta molida
    • Para la masa

    • 175 gr. de harina
    • Un poco de aceite
    • Un poco de agua
    • Un poco de sal
    • Un poco pimentón dulce

    ¿Cómo se prepara?