Ñoquis al pesto, otra forma de viajar a Italia


    Resumen de la receta

    Todos los pasos e ingredientes para hacer una de las recetas que más gustan a los más pequeños, esta vez acompañada por una salsa pesto.

    Dada la pasión que sienten los argentinos por este plato hay quien le atribuiría la autoría, pero aunque en Argentina se han ganado una mención especial con sus versiones de algunos platos del país de la bota, en este caso, como en todos lo que el plato suene a pasta, ñoquis vienen de Italia.

    Ellos lo escriben gnocchi, pero nosotros, por obra y gracia de la RAE, le hemos plantado la letra más española que hay, la ñ, a este plato tan sencillo como sabroso que hoy vamos a acompañar con una salsa muy colorida, el pesto.

    Pasta, pero de patata

    Pero, ¿qué son los ñoquis? Pues se trata de una pasta de patata que primero se cuece y a la que luego se le da forma y se corta a mano. Se cocina de manera similar a la pasta de trigo pero podría decirse que el resultado es mucho más cremoso.

    Y también son mucho más recientes, porque según lo que se cuenta, aunque nacieron en el siglo XVIII, se popularizaron allá por el siglo XIX. Y como no, lo hicieron por una razón económica: una subida del precio de la harina que hizo que en vez de la tradicional pasta los italianos se decantaran, al menos por una temporada, por esta delicia de patata.

    Los ñoquis del 29

    Por si no lo sabían, en Italia existe tradición de tomar ñoquis el día 29 de cada mes. La razón para una fecha tan concreta tiene dos explicaciones que como siempre son una cercana a la leyenda y otra, figuración pragmática.

    La primera está ligada a la figura de San Pantaleón, que obró el milagro de anunciar un año de pesca y cosechas excelentes a los vecinos del Véneto tras compartir una humilde comida con ellos. Se dice que aquello sucedió un 29 de julio y los ñoquis representan esa humilde cena.

    La otra versión, mucho más prosaica, habla de algo que nos sigue afectando hoy en día: el temido fin de mes. Se dice que el día 29 los inmigrantes italianos bien establecidos invitaban a comer a los recién llegados que aún no habían tenido tanta fortuna y les pasaban un par de monedas bajo el plato para que pudieran llegar a fin de mes.

    Trucos para prepararlos bien

    Sea cual fuere la explicación, lo que está claro es que este humilde plato se ha establecido dentro de la gastronomía italiana. Y aunque ellos los preparan como nadie, si tienes en cuenta unos pequeños detalles quizá también puedas incluirlos en tu recetario personal porque la patata hervida es una muy buena forma de incorporar hidratos de carbono sin sumar grasas.

    Lo primero que tienes que tener en cuenta es que esa patata hay que hervirla y pasarla bien por el pasapuré. Hay quien, una vez convertida en esa pasta, lo amasa con un poquito de harina para evitar que se adhiera a la superficie sobre la que los estamos trabajando.

    También hay quien en vez de cortar cada uno de los pedacitos, genera un cilindro del que va cortando posteriormente cada uno de los pedacitos que serán los ñoqui. De este modo solo tendrá que amasarlo una vez  será muy fácil hacerlos de tamaños similares.

    Sobre el pesto, solo deciros que es una salsa muy agradecida que admite el ajo que decidáis echarle –no os paséis si luego tenéis actos sociales- y que los piñones pueden sustituirse sin problemas por otros frutos secos. Todo para que creéis vuestra propia receta.

    ¿Qué necesitas?

      Para los ñoquis

    • ½ kg. de patatas
    • 3 yemas de huevo
    • 100 gr. de queso rallado
    • 2 cucharadas de mantequilla
    • 1 cucharada de harina
    • 1 pizca de nuez moscada
    • Una pizca de sal
    • Una pizca de pimienta
    • Para el pesto

    • 4 cucharadas de albahaca fresca
    • 2 cucharadas de piñones
    • 1 diente de ajo
    • 4 nueces peladas
    • 75 gr. de queso manchego rallado
    • 75 gr. de queso parmesano rallado
    • Una pizca de sal
    • Una pizca de pimienta
    • tres cucharadas de aceite de oliva

    ¿Cómo se prepara?