Musaka, un plato digno del olimpo


    Resumen de la receta

    Todos los ingredientes y trucos para que hagas una musaka digna del mejor restaurante en tu propia casa.

    Hay pocas recetas griegas que se conozcan más fuera de las fronteras helenas que la musaka. Y también pocas más suculentas que este pastel de carne y berenjenas que muchos equiparan a otros platos de otros países mediterráneos, pero la musaka es única.

    La receta que hoy os traemos es la receta clásica, es decir la que se basa en berenjena cortada en láminas y acompañada por carne de cordero guisada con tomate. No obstante, hay quien la versiona y sustituye la carne de cordero por carne de cerdo o de ternera, relativamente más sencilla de encontrar ya triturada en grandes superficies. De todos modos, os recomendamos que probéis la tradicional, porque además en nuestro país tenemos la suerte de tener una carne de cordero excelente.

    Griega, sí, pero no mucho

    Porque la receta que os mostramos ha llegado hasta nosotros a través de los griegos, pero su origen es árabe y el nombre, según algunas fuentes, significa volverse blanco. Así, además de la versión griega este plato aparece en la gastronomía árabe, donde se sirve casi a modo de ensalada, las más de las veces prescindiendo de la carne y en frío.

    Pero también hay versiones en los Balcanes en los que, eso sí, prescinden del ingrediente que la hace tan especial, la berenjena, y la sustituyen por patata. Y por supuesto, una versión vegetariana que tiene un origen religioso, la cuaresma, periodo durante el que está prohibido comer carne.

    Nuestra receta os sonará más que todas estas versiones porque está basada en la tradición griega, así que lleva todo lo necesario para convertirla en una prima hermana de la lasaña –por aquello de ir dispuesta en capas  gratinada por la parte superior-. Eso sí, hay quien prefiere prescindir de la bechamel y funciona a la perfección. Aunque si, como nosotros, queréis incluirla, siempre es bienvenida.

    ¿Qué necesitas?

    • 2 berenjenas
    • ½ cebolla
    • 1 cucharada de mantequilla
    • ¼ Kg. de carne de cordero picada
    • ½ vaso de vino blanco
    • 2 tomates medianos
    • Un poco de sal
    • Un poco de pimienta
    • 2 cucharadas de pan rallado
    • 3 huevos
    • Un poco de aceite para freír
    • ½ l. de bechamel
    • 100 gr. de queso rallado

    ¿Cómo se prepara?