Morcillo de ternera estofado, la tradición al servicio del producto


    Resumen de la receta

    Todos los pasos e ingredientes para realizar una receta que nos sacará de más de un apuro si tenemos invitados en casa.

    Si hay algo que esté unido a la tradición gastronómica española eso son los guisos. De lo que sean, porque aunque la mayoría de las recetas llevan carne o pescado en su lo cierto es que las verduras son también protagonistas. Pero el de hoy es de esos que además de tradicionales y ricos, te hará quedar bien con tus invitados y te permitirá ahorrar tiempo.

    Vamos a guisar un morcillo de ternera hasta que quede bien estofado con un fondo de verduras. Se trata de una receta que no es difícil de seguir y que da muy buenos resultados en momentos en los que tenemos invitados en casa, porque, como decimos, se puede preparar con antelación. Además, permite servir a todos al mismo tiempo sin que haya diferencia de temperatura entre una ración y otra.

    ¿Qué es el morcillo?

    Para esta elaboración nos hemos decantado por la carne de ternera y por un corte llamado morcillo, aunque también es conocido en algunas zonas como jarrete. Este es uno de los cortes que corresponden a la pata del animal y se trata de una carne muy sabrosa, especialmente si se trata de la parte trasera.

    La delantera es un poco más gelatinosa, lo que también puede ser útil para algunas elaboraciones que precisan de ese colágeno. No obstante, sea cual sea la parte, es una carne jugosa que admite cocciones largas y a la que le viene bien ese tiempo en la cazuela, porque queda de lo más melosa.

    Como veréis a continuación, antes de introducirla en la cazuela, esta pieza deber ser atada para que quede compacta y luego sea más sencillo hacer unas raciones adecuadas.

    Esto podéis hacerlo en casa o bien podéis pedirle a vuestro carnicero que os eche una mano. Así, al sellar la pieza en la cazuela, esta conservará los jugos en su interior, lo que es muy beneficioso para la cocción.

    Como acompañamiento para esta carne, las verduras que han estado en la cazuela durante la cocción pueden ser una guarnición estupenda. Lo único que hay que tener en cuenta es que cada una de ellas tiene un tiempo de cocción diferente y muy distinta a la que le vamos a dar a la carne. Así que es recomendable que vigilemos esto antes de meterlas en la cazuela.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 1 ½ Kg. de morcillo de ternera
    • ¼ Kg. de zanahorias
    • ¼ Kg. de cebollas
    • ¼ Kg. de guisantes
    • ½ Kg. de patatas
    • 8 cucharadas de aceite
    • 1 vaso de vino blanco
    • 1 chorreón de vinagre de vino
    • Un poco de sal
    • Un poco de pimienta
    • Un chorreón de aceite para freír las patatas
    • unas gotas de licor de manzana

    ¿Cómo se prepara?