Merluza en salsa verde


    Resumen de la receta

    Te damos todos los trucos para preparar una merluza en salsa verde, un plato sencillo en el que lo más importante es una buena materia prima.

    Hoy viajamos hasta el país vasco para traer una de las recetas más conocidas del norte de España, la merluza en salsa verde. Es tan famosa, que ya forma parte del recetario tradicional de toda la península y a buen seguro en muchas casas tengan incluso su propia versión de una elaboración sencilla, sin pretensiones, pero que va a la perfección con un pescado suave y delicado como es la merluza.

    Un pescado blanco

    La merluza se enmarca dentro del grupo de los pescados blancos y su carne y su textura la hacen óptima para ser consumida a cualquier edad o cualquier estado. Por su bajo contenido calórico y sus propiedades es adecuado incluso durante el embarazo, porque es uno de los pescados que tienen menos mercurio.

    Sin embargo, como el resto de pescados, contiene ácidos grasos omega 3, lo que convierte a este pez en un gran aliado en el mantenimiento y desarrollo cognitivos. El omega 3 actúa sobre el sistema nervioso pero además es cardiosaludable y reduce los niveles de presión arterial.

    Las elaboraciones

    Para el plato de hoy solo vamos a necesitar una cazuela y un poco de maña para que la salsa quede ligada. Nosotros hemos colocado la merluza en rodajas de unos tres centímetros para que el grosor sea uniforme y se haga más o menos en el mismo tiempo.

    Si queréis hacer este plato utilizando los lomos de la merluza, vigilad los tiempos y aumentad en un par de minutos por cada lado la cocción si veis que el grosor es mayor. Cocinadlos con la piel y, siempre que hagáis lomos, comenzad poniendo ese lado, el de la piel, sobre la plancha. De esta forma evitaréis que se os deshaga.

     

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 1 kilo de cola de merluza
    • 8 cucharadas de aceite
    • 4 dientes de ajo
    • 1 vaso de vino blanco
    • 1/2 vaso de agua
    • un ramo de perejil
    • un poco de sal
    • un poco de pimienta
    • un poco de harina para rebozar

    ¿Cómo se prepara?