Lasaña al estilo tradicional


    Resumen de la receta

    Hoy os mostramos uno de los clásicos italianos por excelencia: la lasaña. Os traemos todos los ingredientes necesarios para elaborar esta receta como nadie y los trucos para que siempre os salga perfecta.

    Es motivo de disputa para unos y de regocijo para otros. La lasaña es otro de esos platos que los italianos llevan como bandera por el mundo. Fruto de esa colonización gastronómica que los italianos han hecho del mundo y como sucede con la pizza, otro de sus platos estrella, es muy fácil probar lasaña en casi cualquier rincón del mundo. Otra cuestión es que sea una buena lasaña.

    Cómo hacer la lasaña tradicional

    Los italianos se precian no solo de haber dado a conocer su tradición culinaria al mundo, también de seguir dominando sus recetas. Y todas tienen un denominador común en Italia: una materia prima inmejorable y el respeto por los ingredientes. En este caso, el ingrediente principal, y donde reside el secreto de una buena lasaña es en la carne.

    Los expertos hacen ese relleno para la lasaña a fuego lento, a base de un buen ragout de ternera guisado a la boloñesa, que cuecen todo el tiempo que pueden. Como tantos y tantos guisos, este ragout, guisado ya picado, requiere de mimo. Cuanto más esté en el fuego más melosa se volverá la carne y mejor se integrarán los sabores. Por ello, si decidís hacerlo a la italiana, poned el guiso en una sartén en vez de en una cazuela y no tengáis miedo de agregar un vaso de agua para que la cocción sea lenta.

    En nuestra receta veréis que incluimos una variante que no es obligatoria, solo por si os resulta agradable la mezcla entre la carne picada y el sabor de la berenjena –que lo es- o tenéis un trozo en casa y queréis hacer cocina de aprovechamiento, porque casan a la perfección.

    Una bechamel cremosa

    Otro de los secretos para que este plato funcione es una buena bechamel. El mayor riesgo de esta parte del proceso es evitar la formación de grumos, para ello hay que freír bien la harina en la mantequilla, hasta que tome cierto tono dorado, e ir añadiendo poco a poco la leche.

    Es importante no dejar de remover durante este último paso para lograr esa cremosidad. No obstante, si no lo lograseis, no pasa nada, no es tan terrible meter la batidora a medio proceso y acabar con los grumos. Luego, eso sí, tendréis que dejarlo unos minutos más en el fuego para que se haga bien.

    Una curiosidad

    Aunque todos conocemos este plato como italiano, la autoría le fue disputada hace unos años a nuestros vecinos mediterráneos. El 2007, el diario británico ‘The Daily Telegraph’ aseguró en sus páginas que la lasaña había nacido en Reino Unido. Se escudaba citando un texto de recetas fechado en 1930. El escándalo fue mayúsculo y levantó las iras de los italianos que a día de hoy siguen aseverando que la creadora fue una mujer llamada Maria Borgogno y que sus textos, fechados en 1316, así lo atestiguan.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

      Comprar

      Para la lasaña

    • 1 paquete de lasaña
    • ½ kg. de ternera picada
    • 2 zanahorias
    • 1 cebolla
    • 1 diente de ajo
    • 3 cucharadas salsa de tomate
    • 1 copa de Jerez
    • 1 berenjena (opcional)
    • un poco de sal
    • un poco de pimienta
    • 8 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 vaso de salsa de tomate (para fondear)
    • Para la bechamel

    • 600 ml de leche
    • 50 gr mantequlla
    • 50 harina
    • un poco sal
    • un poco pimienta
    • un poco nuez moscada
    • Para gratinar

    • 50 gramos de queso rallado

    ¿Cómo se prepara?