Gresines con cecina y aceite de oliva virgen extra


    Resumen de la receta

    Todos los pasos e ingredientes para preparar un entrante de lo más sencillo que servirá de aperitivo en cualquier comida.

    En cocina a veces nos complicamos la vida, pero en otras ocasiones basta con una buena materia prima y unos minutos para preparar un picoteo delicioso. Ese es el caso de la idea que os traemos hoy: una cecina con gresines. 

    Lo único necesario para elaborar este entrante que hará las delicias de quienes disfruten del aperitivo es una buena materia prima. Y por suerte, en la provincia de León, de donde es originario este embutido, hay muchas y de muy buena calidad.

    Hay que cortarla en lonchas muy finas para que podamos colocarlas bien y que además despliegue todo su aroma. El toque dulce de la miel contrasta bien con el sabor salado y curado de la carne y además cumple la función de ayudarnos a sujetarlo a los gresines.

    No obstante, si preferimos obviar la miel también podemos poner compota de manzana o simplemente enrollar la cecina en cada uno de los gresines y rociarla con un poco de aceite de oliva. Este oro líquido potenciará el color y el sabor de un fiambre que tiene una legión de fanes en todo el mundo.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 1 paquete de colines gruesos con sésamo
    • 150 gr. de cecina cortada fina
    • 2 cucharadas de miel
    • Un poco pimienta negra
    • un chorro de aceite de oliva virgen extra.

    ¿Cómo se prepara?