Flammkuchen, así se hace la pizza alemana


    Resumen de la receta

    Una nueva versión de la pizza, esta vez con una receta que tiene su origen en otro rincón de Europa, Alemania.

    Hoy le damos un giro a todas esas recetas de pizza que habéis visto para traeros su versión alemana. Como veréis la base de la Flammkuchen es la misma que la de la pizza italiana tradicional, una masa fina y trabajada, aunque en este caso no le hace falta demasiado tiempo de fermentación. Bastará con que la dejes mientras preparas el resto de los ingredientes.

    Porque en eso sí cambia sustancialmente este tipo de pizza, en los ingredientes que colocamos encima   de esa masa. Para empezar porque la pizza alemana es lo que consideraríamos una pizza bianca, es decir, que no va aderezada con salsa de tomate en la base. En su lugar, utilizaremos nata, que aportará la cremosidad al conjunto.

    El origen de la Flammkutchen

    Aunque en muchos países de Europa, como España no sea muy popular, esta variedad de pizza es típica de varias zonas de Alemania, como Baden, así como de las regiones francesas de Alsacia y Mosela.

    Al parecer surgió a principios del siglo XX derivada de la costumbre de meter un trozo de masa en el horno de pan para ver si estaba a la temperatura adecuada y no se quemase. A esa fina capa de pan, recién horneada, se le fueron añadiendo ingredientes que tenían a mano para aprovecharlas y así apareció la flammkutchen cuyo nombre deriva de la palabra llama, posiblemente por la forma en la que se cocinaba, y de ‘kutchen’ que en alemán significa pastel.

    Entre las grandes ventajas de este tipo de pizza está que resulta muy económica ya que, fiel a su origen humilde, lleva pocos ingredientes y además de bajo coste. Para rematar, hemos añadido la rúcula sin cocinar encima, lo que hace que equilibre el sabor dulce de la cebolla con su acidez y le de frescura al plato.

    ¿Qué necesitas?

      Para la masa

    • 100 gr. de harina
    • 4 cucharadas de agua templada
    • ½ cucharadita de aceite
    • ½ cucharadita de sal
    • Relleno

    • 1 cebolla
    • 4 cucharadas de aceite
    • 200 gr. de bacon en lonchas
    • 1 vaso de nata espesa
    • una pizca de sal
    • una pizca de pimienta
    • un puñado de Rúcula

    ¿Cómo se prepara?