Salteado de espinacas con garbanzos


    Espinacas rehogadas con garbanzos
    Espinacas rehogadas con garbanzos

    Resumen de la receta

    Todos los pasos y trucos para hacer unas espinacas rehogadas con garbanzos para chuparse los dedos. Al estilo más tradicional.

    Son dos de los ingredientes más repetidos en la cocina de Semana Santa. Los garbanzos y las espinacas están muy presentes en todos esos platos considerados de vigilia así que es habitual que los días que rodean a la Pascua estén presentes en muchos menús, porque el hecho de no contener carne ayuda a guardar la abstinencia prescrita por la religión católica para esos días.

    Pero, como bien han comprobado generaciones y generaciones de españoles, que un plato esté exento de carne no hace que sea menos nutritivo. En este caso, a nivel nutricional la mezcla es imbatible. Por un lado tenemos los garbanzos, que aportan proteína al plato y por otro, las espinacas, una fuente de ácido fólico y vitaminas A, C y K que difícilmente puede encontrarse en otro alimento.

    Un plato rápido y saludable

    En esta receta que os dejamos vamos a hacerlas de manera sencilla, pero muy sabrosa. La idea es saltearlo todo durante unos minutos para que se cocine, pero que los ingredientes, especialmente las espinacas, no pierdan propiedades por estar sobrecocidas. Además, al no llevar ningún componente de origen animal se convierten así en un plato idóneo para veganos, que lo disfrutarán como el que más.

    Si queréis acelerar el proceso porque no tenéis tiempo, en vez de utilizar garbanzos secos y cocerlos en la olla podéis añadir un bote de garbanzos ya cocidos. Solo tenéis que lavarlos un poco antes de añadirlos a la sartén para quitarles la salmuera, y listo.

    En cuanto a las espinacas, si utilizáis las congeladas dadles esos cinco minutos de hervor. Si son frescas y disponéis de una sartén grande –tipo wok, por ejemplo- podéis lavarlas y saltearlas directamente, sin necesidad de pasarlas por el agua hirviendo. Así ahorraréis tiempo y mantendrán sus propiedades.

    ¿Qué necesitas?

    • ½ kg. de espinacas
    • 450 gr. de garbanzos o 2 botes de garbanzos cocidos al natural
    • 2 dientes de ajo
    • 1 rebanada de pan
    • ½ cucharadita de cominos
    • un chorreón de vinagre (opcional)
    • 1 cucharada de pimentón
    • 6 cucharadas de aceite de oliva
    • ½ cebolla
    • Un poco de sal
    • Un poco de pimienta

    ¿Cómo se prepara?