Crema de calabacín


    crema fría

    Resumen de la receta

    Todos los trucos para hacer una crema de calabacín para chuparse los dedos y en muy poco tiempo.

    Es un plato sencillo que, sin embargo, puede solucionarnos una comida y, además, ser muy beneficioso para la salud. El calabacín es uno de esos productos estrella para alimentarse bien y aportar nutrientes. Pero gana adeptos, sobre todo entre quienes quieren comer sano y a la vez no incrementar las calorías de su dieta.

    Tienen la particular ventaja de que, además, ejercen como excelentes diuréticos. Así ayudan a evitar la retención de líquidos o superar la cistitis, los cálculos renales y prevenir de la hipertensión arterial. Pero no solo eso, también tiene potasio, fósforo y magnesio.

    Receta y variaciones

    La receta que hoy os traemos es quizá la más fácil que puede hacerse con este producto, pero no por sencillez le resta sabor. Todo lo contrario. La crema de calabacín resalta la propiedades de esta hortaliza y su peculiar gusto.  Además nos permite controlar el número de ingredientes que le agregamos y con ella, no solo las calorías, sino también las restricciones alimentarias.

    Así, si tenéis intolerantes a a la lactosa o veganos, podéis sustituir la leche, que nosotros agregamos para darle cremosidad y que el puré quede fino una vez pasado por el chino o la batidora. En lugar de utilizar la de vaca, podéis ponerle una vegetal, como la leche de almendras y también podéis reducir la cantidad.

    Y una variación: si queréis hacer esta receta en frío, mejor hacedla sin patata y, una vez haya perdido temperatura, agregad la albahaca. De esta forma lograréis que mantenga intacto el sabor y que, además, las hojas de albahaca conserven su intenso color verde.

     

     

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 700 g de calabacines
    • 1 patata mediana
    • 6 cucharadas de aceite de oliva
    • ½ l de leche
    • un poco de sal
    • un poco de pimienta
    • un poco de nuez moscada
    • 1 cucharadita de de albahaca

    ¿Cómo se prepara?