Crema de alcachofas con jamón


    Resumen de la receta

    En tan solo 30 minutos tendrás lista esta receta tan fácil y deliciosa perfecta para cualquier época del año.

    Es importante destacar las propiedades de la propia alcachofa, y es que es rica en fibra, te protege contra el estreñimiento y ayuda a reducir la glucosa en sangre.

    Sabemos la importancia que tiene elegir bien las alcachofas, por eso te contamos algunos trucos para saber escoger la mejor:

    Su textura siempre tiene que estar firme, con las hojas cerradas y el tallo duro. Si están muy oscuras y blandas, es posible que no estén frescas, por lo que evita cogerlas.

    ¿Cómo evitamos que las alcachofas se pongan negras?. Quizá es una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos a la hora de comprar y cocinar esta verdura. Pues bien, para evitar que se pongan de color negro, podemos sumergir la alcachofa en agua fría una vez las hayamos cortado y pelado. En el agua meteremos una ramitas de perejil para frenar el pardeamiento enzimático.

    También podemos añadir unas gotas de limón en el agua para evitar su oxidación.

    Las alcachofas, son esos alimentos que podemos cocinarlas de diferente manera según nos apetezca. Si las queremos mas crujientes, lo mejor será a la sartén o al horno. Si las queremos más tiernas, elegiremos hacerlas al vapor o hervidas.

    De cualquier manera quedarán exquisitas. Ahora atrévete a seguir esta receta paso a paso y seguro repetirás.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 12 alcachofas
    • 6 cucharadas de aceite de oliva
    • 1 chalota
    • 1 diente de ajo
    • 3 hojas de salvia
    • ¾ l. de caldo de verduras
    • una pizca de sal
    • una pizca de pimienta
    • un chorrito de aceite para freír las alcachofas
    • 2 lonchas de jamón finas

    ¿Cómo se prepara?