Buñuelos de bacalao


    Resumen de la receta

    Todos los pasos y trucos para preparar una de las recetas más tradicionales de la Semana Santa. Para chuparse los dedos.

    Es imposible recordar una receta con bacalao y no pensar en la Semana Santa. Y eso aumenta si en la ecuación metemos también los buñuelos. Porque los buñuelos de bacalao son una receta tan replicada durante esas fechas y tan extendida en nuestra cultura que no hay nadie que no los haya probado.

    Están tan anclados en el sur de Europa que es complicado encontrar su origen. Y se comen tanto en España como en Italia. Y por supuesto, no faltan en el país que mayores vínculos tiene con el bacalao: Portugal. No obstante, cabe destacar que hay ligeras diferencias entre las recetas de los tres países.

    Tres recetas para un plato

    De Portugal proviene la receta más antigua de este tipo de la que se tiene constancia, la de los bolinhos de bacalhau, registrada por Carlos Bandeira de Melo bajo el pseudónimo con el que escribía, Carlos Bento da Maia. En el país vecino estas bolas se hacen con patatas y huevos y sin guindilla, que es el ingrediente que los italianos han introducido.

    En esta parte de la Península Ibérica lo que recubre al bacalao no es la patata, sino una masa hecha a base de harina y huevo (a veces también con leche), lo que le confiere una textura esponjosa que lo convierte en una tapa ideal o un entrante que devorarán en todas las casas.

    Un truco

    El secreto de los buñuelos de bacalao está en la fritura. El aceite debe estar caliente, pero no demasiado para que se inflen antes de que se dore la superficie. Hay que tener cuidado de que no esté demasiado fría para que no queden aceitosos. Primero se van al fondo, se inflan de un lado, suben, se dan la vuelta, solos, se inflan y se doran del otro lado.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

      Para el relleno

    • 250 gr. de bacalao desalado
    • 1 ramita de tomillo
    • 1 hoja de laurel
    • Para la masa

    • 3 cucharadas de aceite
    • 1 diente de ajo
    • Un poco de perejil
    • ¼ L. de agua o caldo
    • 125 gr. de harina
    • 4 huevos
    • aceite abundante para freírlos
    • Un poco de sal
    • Un poco de Salsa de tomate para acompañar

    ¿Cómo se prepara?