Bizcocho de limón


    bizcocho

    Resumen de la receta

    Todos los trucos y consejos para hacer un bizcocho de limón como lo harían nuestras abuelas.

    Hoy vamos a preparar uno de los bizcochos más famosos y más replicados en toda la geografía española: el bizcocho de limón. Es sabroso, fácil de hacer y además, comparado con otros dulces no es excesivamente calórico si controlamos la cantidad de azúcar, así que nos podemos permitir hacerlo en ocasiones especiales.

    El origen del bizcocho

    Esta receta, que lleva arraigada en nuestra cocina desde tiempos inmemoriales es también uno de esos postres que tienen ya un carácter internacional, porque se encuentra en casi cualquier parte del mundo. Sin embargo, parece que el origen de la receta moderna hay que buscarlo aquí, en Europa. De hecho el término proviene del latín (bis cocta, que significa cocido dos veces),  aunque ya en el antiguo Egipto se encuentran registros sobre platos que podrían ser el precedente.

    El resultado de tantos años de tradición es que hay miles de recetas de bizcocho en todo el planeta, con especial proliferación en el continente europeo. Aunque algunos, como el bizcocho de yogur, el de chocolate y el de limón son los claros vencedores entre las recetas más replicadas en los hogares y obradores.

    Trucos y variaciones

    Se trata de una receta sencilla que además es muy fácil de hacer con los niños, que disfrutarán más que nadie del cocinado. Para que quede esponjoso y perfecto solo hay que tener en cuenta dos detalles. El primero es que la levadura tiene que estar bien mezclada y repartida con la harina, para que al meter la mezcla en el horno esta suba de manera uniforme.

    La segunda es que hay que prestar especial atención al batir los huevos con el azúcar. Es importante batir durante un cierto tiempo y con rapidez para que entre aire. Cuando más aire generemos en la masa, más esponjoso quedará después.

    Por último, si tenemos que comprobar como va la cocción, es mejor esperar y observar desde fuera siempre que sea posible, así evitaremos que la temperatura baje al abrir la puerta del horno. Una vez pasado el tiempo marcado de cocción, si queremos estar seguros de cómo ha quedado, podemos pinchar con un palillo en el centro. Si al salir está limpio y sin restos, es que el bizcocho está hecho.

    ¿Qué necesitas?

      Para el bizcocho

    • 180 g de harina
    • 200 g de azúcar
    • 3 huevos
    • 100 ml de nata liquida
    • 1 cucharada de levadura
    • 60 g de mantequilla
    • ralladura de limón
    • Para el glaseado

    • 20 ml de zumo de limón
    • 100 g de azúcar glas

    ¿Cómo se prepara?