Berenjenas rellenas


    Resumen de la receta

    Todos los ingredientes y trucos para preparar este plato como lo haría cualquiera de nuestras abuelas.

    Son uno de los vegetales más versátiles. Las berenjenas se adaptan a todas las elaboraciones y también a todas las mezclas. Lo único que no debe hacerse con ellas es tomarlas crudas. Pero con cualquier cocinado ofrecen grandes posibilidades, porque aceptan tanto un guisado con otras verduras como una fritura y la compañía de la miel de caña.

    Tradición española

    El plato que hoy vamos a preparar son berenjenas rellenas, un clásico de la gastronomía española con un origen tan poco definido como multicultural. Parece ser que este plato deriva de la tradición musulmana y judía, dos pueblos que convivieron con los cristianos durante siglos y que han dejado su impronta no solo en nuestra cocina, sino también en ciudades tan bellas y con tanta historia como Toledo.

    A ellos, musulmanes y judíos debemos un plato que se hace en prácticamente todas las casas y en la que cada cual pone su sello. Sin embargo, lo cierto es que hay cosas comunes a casi todos los hogares. Por ejemplo que el relleno más extendido para este vegetal suele ser a base de la carne picada, guisada o cocinada en una suerte de boloñesa, con tomate frito y especias.

    Vegetariano y con menos calorías

    Como veréis, nosotros hemos optado por hacer un relleno a partir de verduras, para reducir el aporte calórico. Pero esta opción también sirve para hacer una buena cocina de aprovechamiento con los vegetales que tenemos en la nevera. También para que todos, incluso los vegetarianos, puedan disfrutar de este plato tradicional en amor y compañía. Y decimos vegetariano, que no vegano, porque en nuestra receta le añadimos dos tipos de queso distintos, pero ambos son de origen animal.

    Si queréis convertirlo en apto para una dieta vegana basta con sustituir estos dos quesos que nosotros proponemos por alguno de los muchos quesos de origen vegetal que hay en el mercado. Eso sí, intentando que uno de ellos tenga una textura cremosa para que amalgame bien la mezcla de las verduras.

    Y, si no disponemos de demasiadas verduras frescas, para el relleno se puede emplear una lata de pisto. También sirve perfectamente el clásico zarangollo murciano, aunque para esto habría que añadir más tomate frito.

    ¿Qué necesitas?

    • 4 berenjenas medianas
    • 1 cebolla mediana
    • ½ pimiento rojo
    • 1 pimiento verde
    • ½ pimiento amarillo
    • 150 gr. de calabaza
    • 4 cucharadas de tomate frito
    • 150 gr. de queso de nata cántabro
    • 2 cucharadas de piñones
    • 6 cucharadas de aceite
    • una pizca de sal
    • 2 cucharadas de queso rallado para gratinar

    ¿Cómo se prepara?