Batido de avena y kiwi


    Resumen de la receta

    Prepara este sencillo postre muy ligero, fresco y sano. También es perfecto para incluirlo en nuestro desayuno o en la comida de media mañana.

    En tan solo 10 minutos tendrás listo este batido perfecto para esta época tan calurosa. Lo podemos preparar tanto para la merienda como para el desayuno.

    La avena aporta mucha energía para llevar un día lo más activo posible. Además, ayuda a regular el tránsito intestinal, a depurar el organismo y son saciantes, por lo que evitarás estar picando entre horas.

    Podemos añadirle cualquier fruta. En este caso añadiremos el kiwi. Esta fruta tiene alto contenido de vitamina C (más incluso que las naranjas), son una fuente buena de potasio y además es rica en fibra, por lo que contribuye a mantener una buena salud digestiva.

    Si aún lo quieres hacer un poco más dulce prueba otras frutas como por ejemplo el plátano. La combinación es perfecta.

    En este caso, utilizaremos leche de avena, pero si lo prefieres, podemos sustituirla por leche de vaca, leche de almendras o de soja. Esto dependerá de los gustos y de la tolerancia de cada uno al tipo de lácteo.

    Si lo prefieres tomar muy frío, recomendamos congelar primero la fruta. Conseguiremos un batido bien frío y cremoso.

    ¿Qué necesitas?

      Ingredientes

    • 2 cucharadas de copos de avena
    • 1 kiwi
    • 1 plátano
    • 75 gramos de frambuesas
    • zumo de ½ limón
    • 200 ml de leche de avena
    • 1 cucharadita de azúcar de caña

    ¿Cómo se prepara?