Las aceitunas de mesa tienen todo lo necesario para formar parte de una dieta saludable. El fruto del olivo posee un aporte calórico bajo, es un alimento con grasa saludable y polifenoles y una fuente de fibra dietética fácilmente digerible.

Aporta todos los aminoácidos esenciales y destaca también por su contenido en vitaminas, provitamina A y vitamina E, y minerales, en especial el calcio, el hierro o el magnesio.

  • Cardiovasculares: Las aceitunas representan una ayuda para compensar el perfil graso de nuestra alimentación y enriquecerlo con las bondades de este fruto. Dentro de éstas, destaca el ácido oleico como el más importante de todos, ya que supone el 77 % del total de la grasa y que ayuda a regular los niveles de colesterol en sangre, bajando el colesterol malo (LDL) y aumentando el bueno (HDL), lo que contribuye al bienestar cardiovascular.
  • Antioxidantes: Las aceitunas de mesa destacan por su contenido en dos nutrientes con un constatado poder anti-ox. Como son las vitaminas y los polifenoles.
  • Aperitivo ideal: Las aceitunas tienen el honor de ser uno de los aperitivos que menos contenido calórico tiene. Además, son el único fruto que contiene los cuatro sabores básicos (dulce, salado, ácido y amargo). Gracias a esta particularidad, resulta extremadamente versátil a la hora de introducirla en la alimentación de cada día. La cantidad diaria recomendable de este alimento se establece en 7 aceitunas al día, lo
    que solo aporta 37 calorías, además de ser una fuente de fibra y agua. Consumirlas a diario tiene los mismos beneficios que el aceite de oliva. Un gesto sencillo y delicioso para incorporarlas cada día.

Además de ser el aperitivo de siempre, últimamente las aceitunas han pasado a ser ingredientes indispensables de muchas recetas de grandes chefs. Desde los platos más tradicionales, como pistos, hasta los más exóticos, como hummus. ¡Aprovecha ahora para probar recetas nuevas con ellas!

arroz con aceitunas

Te recordamos esta receta: Arroz con picadillo de ibérico, jamón y aceitunas Hojiblanca.

INGREDIENTES

  • 50 g aceitunas Hojiblanca.
  • 125 g cebolla muy picada.
  • 125 g pimientos rojo, verde y amarillo, muy picados.
  • 200 g tomate triturado.
  • 100 g picadillo de ibérico, y de jamón picado
  • Aceite de oliva.
  • 200 g arroz
  • 1 l caldo de pollo.
  • 2 hebras de azafrán.

Colocar en un rondón la cebolla y los pimientos con aceite y un poco de sal. Cocinar durante 30 minutos. Añadir el tomate triturado y reducir hasta que quede como una mermelada. Incorporar el picadillo y el jamón. Cocinar todo junto durante unos 5 minutos. Incorporar el arroz y dorar. Añadir las hebras de azafrán. Mojar con el caldo de pollo hasta que quede un arroz seco. Dejar reposar 3 minutos. Añadir las aceitunas y poner a punto de sal.