Los cítricos proporcionan grandes cantidades de vitamina C y fibra a cambio de muy pocas calorías (20 kcal. por pieza) Además, son un alimento diurético.

Otro alimento muy diurético son los espárragos, que no tienen grasas (20 kcal. por 100 gr.) y estimulan el metabolismo. Aportan una gran cantidad de vitamina C, ácido fólico y potasio, que ayuda a nivelar los niveles de la presión arterial.

Los tomates son una de las verduras más versátiles, puesto que pueden prepararse de diversas formas. Tienen grandes niveles de licopeno, eficaz para prevenir enfermedades del corazón, y apenas son calóricos (18 kcal. por 100 gr.).

Pollo al limón

Ingredientes 2 raciones:

  • 4 cuartos traseros de pollo deshuesados, limpios de piel y grasa visible
  • la piel de medio limón pequeño a tiras (solo la parte amarilla)
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 50 ml. vino blanco
  • sal y pimienta

Preparación 15 min:
Salpimentar el pollo limpio de piel y de toda la grasa visible y dorar en una sartén por ambos lados con la cucharada sopera de aceite de oliva. Añadir la piel de limón y el vino, dejándolo reducir un par de minutos, y seguidamente medio vaso de agua. Tapar y dejar a
fuego medio hasta que el pollo esté tierno, aproximadamente 15-20 minutos.

Revuelto de espárragos

Ingredientes 4 raciones:

  • 1 manojo ajos tiernos
  • 1 manojo espárragos trigueros
  • gambas peladas (al gusto)
  • 3 huevos
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación 15 min:
Lavar y trocear los ajos tiernos y los trigueros. Echar un poco de aceite de oliva en una sartén amplia y cuando esté caliente añadir las verduras junto con las gambas peladas. Sazonar al gusto, remover bien y cuando estén las verduras tiernas, meter los huevos ya batidos anteriormente. Finalmente, remover continuamente a fuego lento hasta que se
cuajen los huevos.

Tomates rellenos

Ingredientes 3 raciones:

  • 6 tomates
  • mayonesa
  • maíz
  • atún
  • zanahoria
  • frutos secos
  • 3 huevos

Preparación 20 min:
Cortar la parte de arriba del tomate y con una cuchara vaciar la pulpa de dentro. Preparar
una cazuela con la mitad de agua para hervir los huevos, preparar el relleno en un plato
mezclando el maíz, mayonesa, zanahoria, atún, frutos secos y el huevo. Meter el relleno
en el tomate y esparcir por encima la yema del huevo cocido para decorar.