El yogur, gracias a su alto contenido en vitaminas del grupo B es un buen aliado para combatir infecciones. Saca partido al rico yogur con nuestros consejos.


El yogur destaca por sus propiedades nutricionales al ser un excelente producto alimenticio de alto valor biológico.

VALOR NUTRICIONAL

Además de proteinas, vitaminas y mucho calcio, este producto nos aporta fósforo, magnesio y potasio. El yogur es un alimento que se digiere muy bien ya que durante el proceso de fermentación se separan los aminoácidos, por tanto el organismo lo asimila con mayor facilidad que en el caso de la leche.

¿Mejor que la leche?

Generalmente el yogur puede ser consumido por personas que sufren intolerancia a la lactosa. Esto es debido a que las bacterias del mismo logran soportar la acidez gástrica y continuar digiriendo la lactosa, de tal forma que la cantidad de ésta es mínima cuando llega al intestino, ayudando a mantener una flora intestinal sana. La lactosa del yogur es transformada en ácido láctico, que destruye los componentes de putrefacción presentes en el interior del intestino humano.

BENEFICIOS

Destaca su alto contenido de materias vivas con una enorme cantidad de vitaminas del grupo B que nos ayudan a combatir las infecciones.

Los yogures son muy saludables al elaborarse mediante la fermentación de leche con cultivos de materias vivas

yogur

  1. Griego:
    Este yogur ha sido filtrado para eliminar el suero consiguiendo una textura más gruesa y cremosa. Tiene casi el doble de proteína que el natural, siendo ideal para aquellos que están siguiendo una dieta, pues su capacidad saciante es mayor y evita el picoteo entre horas.

    Contiene calcio en abundancia que ayuda a mantener los dientes y huesos sanos, y es bueno para un correcto funcionamiento del sistema nervioso. Aunque, la cantidad de calcio varia según la marca. Además, tiene menos hidratos de carbono y azúcares que el natural, siendo más idóneo para personas con diabetes.

    Hay que evitar el yogur griego saborizado pues contiene mucho azúcar. Si resultan ácidos se les puede agregar fruta fresca como frutos rojos o mango, o una cucharada de miel de abeja. También son perfectos para preparar postres sabrosos como helado de yogur, pasteles o gelatinas.

  2. Natural:
    El yogur natural es un alimento esencial ya que su consumo regular mejora el equilibrio en la flora intestinal gracias a los probióticos que contiene. Además, esos probióticos pueden ayudar a reducir el colesterol y curar o aliviar las alergias.

    Este producto protege las afecciones estomacales como la gastritis ya que contiene lactobacilos que inhiben la colonización de bacterias que atacan al estómago. Es ideal para las personas que están haciendo dieta, pero hay que optar por los yogures naturales, desnatados y bajos en grasas que además son saludables al no contar con azúcares añadidos, ni con edulcorantes o aromatizantes artificiales.

smoothie

Smoothie de piña y kiwi

  • 125 ml. de zumo de piña
  • 2 kiwis
  • 2 albaricoques
  • 1 mango
  • 1 yogur natural
  • 1 cucharadita de jengibre molido

Preparar la fruta y quitándole la piel y cortándola en trozos. Introducir el zumo y las piezas de fruta en la batidora y batir hasta que las piezas de fruta se hayan mezclado por completo.

A continuación añadir el yogur natural y el jengibre molido.

Mezclar todos los ingredientes hasta que adquiera una textura más líquida o grumosa, según el gusto.