La cesta de la compra se llena de productos de temporada deliciosos y muy sanos. Lo verde y lo naranja se ponen de moda y es tiempo de acelgas, alcachofas, guisantes, calabazas, brócoli, zanahorias… Aprovecha y disfruta.


Siempre que hablamos de alimentación equilibrada, de dietas saludables, de mantenerse en forma, hablamos también de verduras y hortalizas. Y los médicos recomiendan entre dos y cinco raciones al día, que deberían estar presentes en nuestra comida y cena. Todo un mundo de sabores que nos aportan también un montón de beneficios.

¿Por qué?

Pues porque su alto contenido en agua contribuye a hidratar nuestro organismo y además son ricas en vitaminas, minerales, fibra y, salvo excepciones, tienen un bajo aporte calórico. Por ejemplo 100 gramos de acelgas solo contienen 15 calorías y la mayoría no superan las 50 calorías por 100 gramos excepto las alcachofas, el aguacate y las patatas, por ejemplo.

OCTUBRE ES TEMPORADA de alcachofas, berenjenas, brócoli, calabacín, cebollas, pepino, pimiento, zanahoria… Indispensables en nuestra gastronomía, bien como acompañamiento o como protagonista en solitario. Cuando se preparan en ensalada y se incluyen como carnes, pescados, quesos, pastas, arroz o legumbres conseguimos, también un plato equilibrado y sin carencias nutricionales.

Pero es que, además, si consumimos productos de temporada, ayudamos a mantener una agricultura sostenible, al tiempo que protegemos nuestro medio ambiente.

No te tiene porqué gustar toda la verdura, pero son tantas y con tantos beneficios, que no hay excusas para no incluirlas en tu dieta habitual. Lo notarás.

verduras

Propiedades y beneficios de las verduras

  1. Son ricos en potasio y ayudan a eliminar la retención de líquidos, propia de los alimentos ricos en sodio. Por eso ayudan a prevenir la hipertensión y la hinchazón de vientre y piernas provocada por la retención de líquidos.
  2. La cebolla nos aporta vitamina C y zinc y es preferible consumirla en crudo. Ayuda a bajar el colesterol, regula el nivel de grasa en sangre o previene la arteroesclerosis. Por esa razón es muy recomendable para evitar algunos problemas circulatorios.
  3. Las espinacas destacan por su alto contenido en ácido fólico, fundamental durante el embarazo para el buen de-sarrollo del feto. Contienen también vitamina C y A.
  4. Las zanahorias son ricas en vitamina A, esencial para la piel y en términos generales para fortalecer nuestras defensas… ¡Y ya nuestras abuelas nos decían que eran buenas para la vista!
  5. Aprovechar el líquido de cocción de las verduras en caldos o sopas, ya que es rico en vitaminas y minerales.
  6. Es mejor incorporar las verduras cuando el agua ya está caliente. Si lo haces en agua fría las pérdidas de minerales es mayor.
  7. La mayoría de las hortalizas deben conservarse a temperaturas bajas y con alta humedad ambiental, por lo que el verdulero del frigorífico es el lugar más recomendable. Se aconseja ponerlas en bolsas agujereadas o con láminas de aluminio y evitar que el envase sea hermético.
  8. Aunque las cebollas y los ajos es preferible que estén en un sitio seco y aireado.

Receta recomendada: Calabacitas rellenas

Ingredientes

  • 4 piezas de calabacitas pequeñas
  • 50 gramos de arroz
  • ½ de remolacha cocida cortada
  • un diente de ajo
  • 2 cebolletas
  • 1 zanahoria
  • 1 guindilla
  • 80 gramos de queso feta
  • 30 gramos de pistachos
  • un puñado de bayas de Goji
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • una pizca de sal
  • una pizca de pimienta

Cortar una tapa a las calabacitas, vaciarlas de su pulpa con ayuda de una cucharilla de vaciar patatas, picar la pulpa y reservarla. Colocar boca abajo las calabacitas unos minutos para que suelten el líquido de vegetación.

Cocer juntos el arroz y la remolacha en agua hirviendo con sal el tiempo que indique el fabricante y escurrir. Freír en el aceite caliente la cebolleta, la guindilla y el ajo picados, cuando cambien de color, añadir la zanahoria en juliana y la pulpa reservada.

Cuando todo esté hecho, añadir el arroz-remolacha, el queso cortado en dados, los pistachos picados, las bayas de Goji, sal, pimienta y rehogar todo junto durante unos minutos. Rellenar las calabacitas con el refrito y servir.