Las uvas, la fruta más dulce de todas. Son una fuente de hierro, un mineral que previene la anemia y fortalece el sistema inmune.


La uva es una deliciosa y jugosa fruta de distinto sabor, según sea roja o verde. Se recomienda incluirla en nuestra dieta para beneficiarnos de sus propiedades nutricionales.

Consumo

Lo ideal es que consumas uvas a diario. Elige la que te sea más beneficiosa, la roja o la verde, o la que te sea más fácil adquirir. Es conveniente comer un racimo al día, o en su defecto, un vaso de jugo recién hecho después de la comida principal, tu salud a largo plazo lo va a notar. Las personas diabéticas deben disminuir este consumo por la alta cantidad de azúcares.

Beneficios

En cuanto a sus propiedades son una fuente de hierro que previene la anemia y fortalece el sistema inmune. Son perfectas para combatir la hipertensión gracias a su alto contenido en potasio y en antioxidantes. Para la artritis, la piel y el estómago se recomienda consumir el zumo de uva endulzado con un poco de miel natural. Es una fruta empleada para desintoxicar el organismo y depurar el hígado.

Selección

Para elegir las uvas más frescas hay que revisar que su piel esté libre de manchas y tersas y descartar las que luzcan arrugadas.

Tanto las uvas rojas como las verdes disponen de virtudes, pero cada una de ellas nos aportan beneficios distintos

  1. Rojas
    La uva roja posee una gran dosis de compuestos fenólicos y antioxidantes, que previene las enfermedades cardiovasculares evitando que se acumulen sedimentos en nuestras arterias y problemas como la arterioesclerosis.

    También contribuye al tránsito intestinal por las altas cantidades de fibra que contiene, siempre que consumamos su piel y sus semillas. Las mujeres embarazadas se pueden beneficiar de las uvas rojas tomándolas los primeros meses de gestación ya que gracias al ácido fólico se favorece la división celular.

    Además, si lo tomamos en su jugo, denominado como mosto, mejora nuestra digestión. Sin embargo, por su alto contenido en azúcares no es conveniente para personas diabéticas.

  2. Verdes
    Las uvas verdes son bajas en grasas al tener menos azúcar que las rojas y ser ricas en carbohidratos. Esta fruta no aporta colesterol ni sodio ayudando al funcionamiento de los riñones, hígado e intestinos.

    Son ricas en minerales, en especial potasio y hierro, pudiendo reconstruir muchos tejidos de nuestro organismo, mejorando el funcionamiento de nuestro corazón y estimulando la producción de células rojas que ayudan a la producción de oxígeno en el cuerpo.

    También cuidan nuestros huesos gracias a la vitamina K y la vitamina B1. Además, el resveratrol y las catequinas, son un potente aliado dado su poder antioxidante que refuerza nuestro organismo.

uvas

Helado de uvas verdes

  • 1/2 kg. de uvas verdes
  • 3 huevos
  • 200 ml. de crema de leche
  • 500 ml. de leche
  • 200 ml. yogur sin sabor
  • 300 gr. de azúcar
  • vino blanco

Mezclar bajo fuego lento la crema de leche, la leche, y el azúcar. Incorporar los 3 huevos batidos revolver en el fuego.

Incorporar el yogur y agregar las uvas despedazadas. A continuación, a fuego bajo incorporar suavemente el vino blanco.

Dejar enfriar y luego poner en el refrigerador 5 horas. Servir.