En verano, sandía y melón. Son dos frutas refrescantes y apetecibles para esos meses de verano en los que el sol más aprieta.


Ambas frutas son muy bajas en calorías gracias a su alto contenido en líquidos (90%), lo que las convierte en alimentos muy recomendados para las dietas. Pero a la hora de hablar de sus propiedades las diferencias entre ambas son mayores.

Sandía

Es uno de las frutas más grandes que existen, ya que puede llegar a pesar 11 kilos. Hay unas cincuenta variedades de sandía que se diferencian por el color de la piel; el color de la pulpa; y el tipo de semillas, negras largas… La sandía no tiene un gran aporte de vitaminas y sales minerales, pero sí tiene un gran aporte de magnesio y potasio, y licopeno, un gran antioxidante. Además, las semillas de la sandía son comestibles y proporcionan gran cantidad de vitamina C.

Melón

Pertenece al grupo de los gigantes vegetales, junto a la sandía, la calabaza y los calabacines, y es considerada la fruta de verano por excelencia. Las dos variedades más populares son la clase europea y la americana. Es una fruta rica en vitamina A, pero también en vitamina C y E. Dentro de las propiedades del melón hay que destacar sus niveles de potasio, magnesio y calcio.

sandía y melón

Como primero o rico postre

  1. Sorbete de sandía
    Pelamos y cortamos la sandía y la llevamos al congelador un mínimo de 3 horas. Incorporamos en el recipiente de la batidora la sandía, una cucharadita de azúcar y un vaso de leche. Se bate todo y se sirve.
  2. Crema de melón
    Pasa por la batidora un melón con una cucharada de miel y una de zumo de limón, la sal y pimienta, rectificar al gusto y reservar en el frigorífico. Calentar el horno a 90 ºC y poner sobre el papel de horno 200 gr. de jamón hasta que esté crujiente. Antes de servir añadir cava y las virutas de jamón a la crema. Introducir en copas.
  3. Gazpacho de sandía
    Ponemos en el vaso de la batidora el diente de ajo, 500 gr. de tomate y 500 gr. de sandía sin pipas, el vinagre, el aceite y la sal. Trituramos muy bien, añadimos agua hasta obtener la textura deseada y guardamos en el frigorífico hasta el momento de tomar. Servir con dados de sandía.
  4. Granizado de melón
    Calentamos 750 ml. de agua y le incorporamos 125 gr. de azúcar moviéndola hasta que se disuelva. Le añadimos 500 gr. de melón en trozos y lo trituramos. Lo dejamos de 3 a 4 horas en el congelador. Batimos una clara de huevo a punto de nieve y se la incorporamos al granizado. Lo volvemos a batir todo junto y ya lo tenemos listo.
  5. Topping de frutas
    Repartir 150 gr. de queso en crema en copas o vasitos. Fundir un cuadradito de chocolate puro un par de segundos en el microondas y repartirlo sobre el queso en crema. Añadir 4 cucharadas de almíbar de piña y seguidamente la fruta: sandía, melón, piña y fresas. Mezclar todos los ingredientes y servir.

Para los más atrevidos… ¡Smoothies!

Para hacer smoothies: Agregar una taza de leche en la batidora y todos los ingredientes seleccionados. Una vez esté todo triturado, añadir más leche según la textura deseada.

sandía

Superrefrescante

  • El zumo de 1/2 lima
  • 1 rodaja de sandía
  • 2 hojas de lechuga
  • 1 taza y 1/2 de agua mineral
  • 2 hojas de menta o hierbuena

melón

Smoothielón

  • 2 hojas de menta o hierbabuena
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 de almendra molida
  • 1/4 cucharadita de ajo
  • 1/2 taza de agua
  • una pizca de sal y una de pimienta negra
  • 1 y 1/2 taza de melón