Es el primer alimento que el ser humano toma nada más nacer y, a partir de ahí nos acompaña a lo largo de la vida. Es un producto imprescindible para una dieta equilibrada y saludable, por lo que es recomendable tomarla diariamente.


Cuenta la leyenda que la belleza de la última reina de Egipto, Cleopatra, se debía a sus baños diarios en leche de burra. Este alimento, ha estado presente desde años atrás y, actualmente, se ha convertido en un esencial en nuestra dieta.

Sus propiedades

Son dos las razones primordiales por las que se dice que la leche es uno de los alimentos más completos: porque aporta los nutrientes necesarios, tales como proteínas, grasas y carbohidratos, sobre todo calcio; en segundo lugar, porque es vehículo de diversas vitaminas y minerales.

Debe de tenerse en cuenta su alto contenido de agua, por lo que es propensa a alteraciones y a un desarrollo de microbios en nuestro cuerpo, por lo que siempre debe conservarse refrigerada.

Uso habitual

Además de consumirla sola, sirve para cortar infusiones, licuados, batidos, elaboración de helados, postres, salsas bechamel, etc… Existen muchos derivados de la leche, como la mantequilla, la crema, el yogur o gran cantidad de variedades de quesos.

leche

Las más conocidas (y las que menos…)

  1. Entera. Es aquella que conserva todo el contenido original de nutrientes. Es perfecta para los amantes de los lácteos, ya que presenta mayor textura y sabor.
  2. Semidesnatada. Se ha eliminado mediante proncesos tecnológicos la mitad de la grasa. Es la mejor opción para quienes no necesitan controlar demasiado las calorías. Tiene un excelente sabor.
  3. Desnatada. Sus niveles de grasas son los más bajos. Es la más adecuada si se sigue una dieta de adelgazamiento.
  4. En polvo. A partir de procesos técnicos el líquido se deshidrata y reduce a polvo. También las hay entera, semi y desnatada.
  5. Enriquecida en calcio. Su contenido en calcio y vitamina D es superior al de la leche tradicional.Recomendable para niños, embarazas y personas mayores.
  6. Para el colesterol. Está compuesta por sustancias especifícas para ayudar a reducir y controlar los niveles de colesterol. Ideales para toda la familia.
  7. Sin lactosa. Se elimina la lactosa para que resulte más digestiva. Tiene todas las propiedades de la leche tradicional pero sienta mejor. Es perfecta para personas con intolerancia a la lactosa, o para quienes tienen digestiones pesadas.
  8. Con fibra. Se les ha añadido un aporte extra de fibra. Ayudan a regular el tránsito intestinal. Perfectas para el desayuno si no tenemos tiempo de complementarlo con una pieza de fruta o zumo.

Extra dulce

La leche condesnsada es utilizada, especialmente, para la repostería y no para la dieta diaria, dado su alto contenido de grasa y bajo de agua.

Súper sana

Las leches elaboradas a partir de productos vegetales, son perfectas ya que resultan muy ligeras y aportan gran cantidad de energía. La de almendra o la de avena son perfectas para preparar batidos caseros.

tarta de fresas

Tosta francesa con fresas

  • 12 rebanadas de pan de molde, barra u hogaza
  • 2 tazón de leche
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 3 huevos
  • cáscara de limón y canela (optativo)
  • harina y huevo para rebozar
  • aceite para freír
  • mermelada
  • fresas
  • azúcar glas hojas
  • menta para decorar

Templar la leche con el azúcar, añadir los huevos batidos, y la cáscara de limón y la canela, al gusto. Cortar el pan en rebanadas gruesas y remojarlo bien en la mezcla.

Rebozar las rebanadas de pan en harina y huevo y freírlas en el aceite caliente hasta que se doren por los dos lados. Ponerlas sobre papel de cocina y dejarlas enrfriar.

Colocar una rebanada sobre la fuente y untar de mermelada, luego otra rebanada, cubrir con mermelada y repetir la operación hasta tres veces. Después, espolvorear con azúcar glas, colocar llas fresas cortadas a lo largo y adornar con hojas de menta.

pastel de setas

Pastel de setas

  • 400 gr. de setas de cardo silvestre
  • 6 cucharadas de aceite
  • 4 huevos
  • 1/2 l. de leche
  • 4 cucharadas de nata
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • concentrado de carne
  • sal, pimienta

Salsa:

  • 100 gr. de setas de cardo
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de harina
  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 taza de caldo hirviendo
  • 4 cucharadas de nata
  • 1 cucharada de brandy
  • nuez moscada, sal, pimienta

Cortar en tiras las setas. Freír el diente de ajo y la cebolla picada y rehogar las setas, salpimentarlas y saltearlas hasta que desaparezca el agua. Añadir huevos batidos, leche, nata y concentrado de carne.

Rectificar el punto de sazón y llenar un molde de plum cake engrasado con mantequilla y espolvoreado de pan rallado y cocer en el horno al baño María 45 minutos, o 15 minutos en el microondas al 100%, empleando un molde
adecuado.

Salsa: Freír cebolla y zanahoria picadas, saltear las setas picadas y rehogar encima la harina. Mojar con caldo hirviendo, cocer unos minutos, sazonar con sal, pimienta y nuez moscada y añadir nata y brandy, cocer 5 minutos. Desmoldar y cubrir con la salsa.