A pesar de lo que nos hacen creer, el helado es un gran aliado para hacer dieta por su bajo nivel de calorías. Todas las opciones para refrescarse de una forma deliciosa y saludable, disponiendo de numerosos sabores y texturas.


Este postre tan popular y favorito para muchos, se ha convertido en una opción saludable y adecuada para finalizar la comida. La amplia variedad de sabores de que se dispone permite satisfacer incluso a los paladares más exigentes.

Variedades

Atendiendo a los ingredientes empleados se pueden diferenciar distintos tipos de helados. Se puede uilizar como elemento principal leche, huevo o también hielo, creándose así diferentes texturas y sabores. A día dehoy se han popularizado los de fruta, aportando el toque más natural y fresco.

Beneficios

Su alto contenido en agua lo convierte en el alimento ideal para calmar la sed y el apetito. Por su alto contenido en hidratos de carbono , una porción moderada aportará la energía necesaria para la actividad diaria. También inhibe síntomas de depresión al aumentar los niveles de serotonina en el cuerpo.

¿Cómo consumirlos?

El helado es un postre saludable, pero como todo, debe ser consumido con moderación. Se aconseja tomarlos utilizando todos los sentidos, ya que si se hace mientras se realiza otra actividad se puede consumir más de la cuenta al no prestar la debida atención.

helado

Cinco variedades deliciosas

  1. De crema

    Este tipo de helado, contiene como mínimo un 8 por 100 de materia grasa exclusivamente de origen lácteo y como mínimo un 2,5 por 100 de proteínas exclusivamente de origen lácteo.

  2. De leche

    Este otro tipo, contiene como mínimo un 2,5 por 100 de materia grasa exclusivamente de origen lácteo y como mínimo un 6 por 100 de extracto seco magro lácteo.

  3. De agua

    En este caso se encuentra el helado compuesto por almíbar aromatizado con zumo o puré de frutas. Se juega con el azúcar que se le añade para determinar la dureza de congelación. Si contiene poco azúcar será demasiado duro e insípido. Lo mismo pasa con el agua, debido a que cada fruta contiene diferentes cantidades de agua y por eso necesitarán más o menos cantidades.

  4. Sorbete

    El postre semi-helado. Su principal diferencia con el helado es que no contiene elementos grasos ni yema de huevo. Por eso, su textura es menos firme, más líquida y menos cremosa. Su principal ingrediente es el zumo de frutos. Es un postre ligero, que ayuda a la digestión.

  5. Granizado

    Se caracteriza por ser la bebida estrella del verano. Sus dos ingredientes principales, hielo y fruta en forma de concentrado, le aportan la frescura y el delicioso sabor para convertirse en un buen aliado para refrescarse. Al estar compuesto por ingredientes naturales nutren y refrescan de forma saludable.

helado de melón

Receta recomendada: Helado de melón

  • 1/2 kg de melón
  • 60 g de azúcar
  • 250 ml de nata
  • caramelo líquido

Sacar la pulpa del melón y cortar en dados. Poner el melón en un bol y añadir el azúcar. Triturar hasta obtener una crema homogénea.

En un bol aparte, semimontar la nata y mezclar el melón con la nata. Batir hasta que la mezcla esté ligada.
Meter nuestra crema de melón al congelador 45 minutos, sacarla y volver a batir con la ayuda del tenedor.

Congelar 30 minutos, sacarla y batir. Repetir este paso dos veces más. Dejar reposar el helado cuatro horas y servir.