Son ricos en antioxidantes, que protegen contra el daño de los radicales libres, y tienen propiedades antiinflamatorias.


Los frutos rojos, también denominados frutos del bosque, son un tipo de frutas pequeñas y comestibles, caracterizadas por su color, que tradicionalmente no se cultivaban, sino que crecían en arbustos silvestres.

Son dulces, deliciosos, versátiles y se pueden encontrar casi en cualquier época del año, ya que ahora sí que se cultivan, incluso en tu propia casa. Pero, además de estar deliciosos, tienen una gran cantidad de beneficios para la salud que están demostrados. Son una auténtica fuente de propiedades que no solo ayudan a cuidarse, sino a mantener el estado físico. ¡Descúbrelos!

Variedades

Existen numerosos tipos de frutos rojos, diferenciados por la forma y tamaño del mismo, aunque todos suelen ser más o menos redondos; por el color, que puede variar desde el rojo hasta el morado; por el sabor, desde más dulces a más ácidos; y también por la textura y la presencia o no de hueso en su interior.

Conservación

Lo ideal es adquirirlos cuando están en un grado de madurez iniciado o, si el consumo va a ser inmediato, incluso avanzado. Se deben guardar en el frigorífico, o por lo menos mantenerse alejados del calor y la luz del sol.

Propiedades

Su color rojo se debe a su riqueza en flavonoides, unos importantes antioxidantes que cuidan de la piel y los tejidos. También son ricos en ácido fólico, antocianinas y, dependiendo del tipo de fruto, algunos también contienen vitamina C, melatonina, y poseen bajo índice glucémico.

Beneficios

Luchan contra los radicales libres, lo que evita el envejecimiento prematuro de la piel. Ayudan a cuidar el corazón gracias a las antocianinas y flavonoides. Inhiben la peroxidación lipídica, lo que hace que tengan propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

¿Cómo consumirlos?

Hay mil y una formas de disfrutarlos y de sacarles todo el partido a estos pequeños, sabrosos y nutritivos frutos rojos. Combinan bien con los cereales o yogures para el desayuno, o como un ingrediente más en cualquier plato, ya que se pueden añadir a ensaladas, cremas o como guarnición para pescados o carnes. También en postres.

Cuidar la línea

Son una buena opción para tomar como tentempié a media mañana o a media tarde, ya que aportan muy pocas calorías, pero una buena dosis de energía y, además eliminan toxinas por su contenido en fibra.

frutos rojos

Seis variedades deliciosas

  1. Fresas

    Es la fruta que más poder antioxidante contiene. Su toque ligeramente ácido es una de sus mayores propiedades para luchar frente a infecciones y al ataque de los radicales libres. Crecen en una planta.

  2. Frambuesas

    Es el fruto de un arbusto que se cultiva fácilmente en macetas, resiste las bajas temperaturas e incluso el calor. Precisa alrededor de dos años para dar sus frutos

  3. Arándanos

    Son frutos dulces y de color negro azulado que poseen muchos beneficios para la salud. Provienen de un arbusto pequeño y denso, de crecimiento lento, que puede alcanzar un metro de altura.

  4. Grosellas

    Hay dos tipos: las rojas y las negras. Las negras tienen más vitamina C que algunos cítricos como la naranja. Crecen en arbustos de no más de 2 metros. No se encuentran todo el año, y dependiendo del país en que estés, pueden ser más caras de lo habitual.

  5. Cerezas

    Disponen de un gran aporte de betacaroteno, vitamina C, son diuréticas y proporcionan un buen aporte de potasio. Aún así, son una de las frutas con mayor contenido en azúcar, por lo que se recomienda su consumo moderado. Son grandes antioxidantes.

  6. Moras

    Son el fruto de un arbusto de la familia de los rosales, cuyos frutos se recolectan a fin de la primavera y mediados del verano. Necesitan mucho sol, suelo húmedo y riegos muy frecuentes. Además de estar deliciosas, ayudan a reducir el colesterol malo y a aumentar el bueno.

frutos rojos

Receta recomendada: Smoothie de frutos rojos

  • 1/2 taza de agua
  • 1 yogur de vainilla
  • 75 g de fresas
  • 75 g de arándanos
  • 60 g de frambuesas
  • 1 hojita de menta

Introducir todos los ingredientes en el vaso de la batidora de vaso y colocar la tapa correctamente.

Seleccionar la velocidad más alta, encender la máquina y mezclarlo todo durante 1 minuto.

Verter la mezcla en un vaso y decorarlo con algunos frutos rojos frescos y la hoja de menta.