Su alto contenido en vitaminas y calcio, hierro, potasio y magnesio, las convierten en una opción veraniega muy saludable.


Las frutas tropicales ayudan a hacer la digestión y tienen propiedades antioxidantes, además de hidratantes y sabrosas son saciantes. Por otro lado, la alta presencia de vitaminas en su composición, las hace unas frutas muy completas. Entre las frutas tropicales podemos destacar a la piña, el aguacate, el mango o la papaya.

Piña

Es rica en vitamina C, B1 y B2, fósforo, calcio, hierro y en fibra. Es diurética y depurativa lo que contribuye a eliminarlas toxinas, y además, previene el estreñimiento debido a la gran cantidad de fibra que aporta. Activa el metabolismo y la eliminación de grasa, facilitando la digestión. Se relaciona esta fruta con dietas de adelgazamiento.

Mango

Aporta una cantidad importante de hidratos de carbono por lo que su valor calórico es elevado. Es rico en magnesio y en lo que a vitaminas se refiere, en provitamina A y C. Y aporta fibra que mejora el tránsito intestinal.

Papaya

Destaca su contenido en vitamina C y sobre todo en provitamina A. Contiene pequeñas cantidades de una enzima, la papaína, que ayuda a digerir las proteínas. En cuanto a los minerales tiene una cantidad importante de potasio. Al igual que el mango, es fuente de fibra.

Aguacate

Es rico en sales minerales y vitamina B y E, lo que le convierte en un alimento antiestresante, además contiene hasta un 30% de grasa insaturada, grasa vegetal sin colesterol.

smoothies

Smoothie, fruta de una forma distinta

Mezclar en la batidora la fruta elegida, leche, agua, miel, hielo… y batir hasta que quede homogéneo. ¡Voilá!

  1. AGUA DE COCO

    Posee potasio, que regula la presión sanguínea. Su contenido en electrolitos ayuda en la reposición de minerales y la alta cantidad de vitamina C a optimizar el sistema inmunológico.

  2. De kiwi

    2 kiwis pelados
    1 plátano
    1 vaso de leche
    1 yogur natural
    1 cucharadita de azúcar moreno u otro edulcorante
    2-3 cubitos de hielo
    Los kiwis son fuente de vitamina C, A, B6, E y K, así como de ácido fólico, magnesio, fósforo, cobre y fibra dietética. Las semillas contienen ácidos grasos omega-3.

  3. De granada

    1/2 taza de granos degranada
    1 taza de arándanos congelados
    1 plátano pelado
    1/2 taza de frambuesas congeladas
    1 cuchara de cacao en polvo
    3 tazas de espinacas
    2 vaso de leche de almendras sin azúcar
    2-3 cubitos de hielo
    Las granadas son ricas en vitamina C, B5, potasio, fibra y antioxidantes.

  4. De higo

    300 gramos de higos
    1 vaso de leche
    1 yogur natural
    2 cucharaditas de azúcar moreno u otro edulcorante
    4-5 cubitos de hielo
    Los higos tienen todas las vitaminas del complejo B (excepto la B12), beta-caroteno y vitaminas C, E y K. En cuanto a minerales, contienen calcio, hierro, cobre, magnesio, manganeso, fósforo, potasio y zinc. Además, altos niveles de polifenoles y antioxidantes flavonoides.

Las más exóticas

  • Rica en fibra y sodio

El Ackee aporta unas 160 calorías por cada 100 gr. es una fruta con un alto contenido en grasa aunque no son saturadas y no tiene colesterol. Aporta una gran cantidad de fibra y de sodio. y tiene muy poco contenido de azúcar y de proteínas. Es tóxica si se consume sin madurar.

  • …y rica en potasio

El Kiwano es muy bajo en calorías, pero también en nutrientes, siendo aconsejable acompañarlo de otras frutas. Tiene una alta concentración en potasio, y su sabor recuerda a una mezcla entre pepino,
banana y kiwi.

Trifle de cerezas

  • 2 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
  • 50 gr. chocolate negro
  • 55 gr. mantequilla
  • 1 o 2 huevos
  • 100 gr. azúcar
  • 70 gr. harina
  • un pellizco de vainilla
  • un pellizco de sal

Relleno de cerezas:

  • 680 gr. guindas rojas en almíbar
  • 2 cucharadas soperas de Kirsch
  • 60 gr. azúcar
  • 360 gr. nata para montar
  • 1 cucharadita extracto de vainilla puro

Poner el chocolate y la mantequilla en un cazo, al baño María, hasta que quede bien deshecho. Dejar atemperar. En un bol grande, trabajar con las varillas manuales los huevos, el azúcar, la vainilla y la sal, hasta que quede bien unido y crezca un poco. Echar la mezcla de chocolate y mantequilla, mezclar y añadir la harina, previamente tamizada, cucharada a cucharada e integrarla a la crema y unirlo con una espátula. Pasar la mezcla al molde engrasado e introducirlo al horno por espacio de 30 minutos. Tiene que salir un poco mojado por dentro. Dejar enfriar en el molde y cuando esté frío, desmoldarlo sobre una rejilla.

Relleno de cerezas: Escurrir las guindas, guardando el almíbar. Colocar éste en un cazo junto con 30 gr. de azúcar y el Kirsch y cocer hasta conseguir un almíbar. Sacar del fuego y echar las guindas. Mezclar bien y reservar. Montar la nata junto con el resto de azúcar y la vainilla en la máquina.

Montaje: En la base de las copas poner una capa de trocitos de brownie. Sobre él colocar unas cuantas guindas con su almíbar, cubrir con una capa fina de nata perfumada a la vainilla. Volver a realizar esta operación y decorar la superficie de la nata con las migas que hayan quedado de cortar el brownie, o con chocolate negro rallado y coronarlo con unas cerezas.

Crumble de manzana

  • 3 manzanas
  • 150 gr. de harina
  • 75 gr. de mantequilla
  • 120 gr. de azúcar
  • 100 gr. de pasas de corinto
  • ron para remojar las pasas
  • canela molida

Cortar las manzanas en dados y reservarlas. Mezclar la harina, con el azúcar y después con la mantequilla ablandada. Unir con los dedos y si estuviera muy graso, añadir otro poco de harina.

Poner las pasas a remojo del ron 20 segundos en el microondas. Engrasar una fuente de horno y colocar dentro los dados de manzana, las pasas con el ron y salpicar de canela molida.

Repartir la pasta en migas que hemos hecho por encima y cocer en el horno a 180º C durante 25-30 minutos o hasta que se dore la superficie. Servir si se desea, con helado de vainilla.