Contienen fibra, vitaminas y minerales saludables, las mejores alternativas al azúcar refinado. Toma nota de los edulcorantes naturales.


Los edulcorantes naturales son aditivos alimenticios empleados para endulzar el sabor de algunos alimentos en detrimento de azúcares refinados. Algunos de los edulcorantes más consumidos son la miel, el jarabe de arce, la melaza o la stevia.

Propiedades

Gran parte de los edulcorantes no contienen calorías debido al procedimiento natural de sus ingredientes sin sometimiento a ningún tipo de proceso químico que altere sus minerales y vitaminas. No contienen sustancias cancerígenas, ni un índice glucémico alto. Sí los conforman fibras, minerales y vitaminas saludables para el organismo.

Beneficios

El consumo de los edulcorantes ha aumentado en los últimos años debido al incremento en el consumo de alimentos ‘light’, bajos en azúcares. Su consumo ofrece multitud de beneficios saludables tales como el cuidado del consumo de calorías para la pérdida de peso, control de la diabetes, prevención de caries, regulación del ritmo cardíaco, entre otros.

Cantidad recomendada

Los valores nutritivos son beneficiosos y saludables, pero escasos. Un consumo excesivo de estos aditivos alimenticios puede resultar perjudicial para la salud, siendo recomendable su consumo moderado. Se recomienda no superar los diez comprimidos diarios.

Más placer que necesidad

Los ingredientes de algunos edulcorantes también los proporcionan, en mayor cantidad y calidad, otros alimentos como legumbres o cereales. El carácter endulzante se transforma así en un mero hecho placentero más que necesario, pues puede prescindirse de ellos.

edulcorantes

Edulcorantes más comunes

  1. Jarabe de arce

    El arce es un árbol canadiense del cual se obtiene la savia del arce. Para producir un litro de sirope son necesarios 40 litros de savia. La savia proporciona minerales y vitaminas como el fósforo, magnesio, hierro y zinc. Su composición de glucosa, minerales y agua le sitúan como el principal sustitutivo de la miel. Además, es eficaz para la acidez de estómago y el fortalecimiento de huesos y dientes. Es común usarlo en crepes y tortitas.

  2. Stevia

    Se trata de una planta no tóxica, libre de calorías y que puede ser consumida de diversas maneras: hoja seca, hoja fresca o edulcorante. Aporta gran valor endulzante al alimento, pero sin afectar a la glucosa en sangre. Reduce la presión arterial, siendo beneficiosa para las personas hipertensas, y reduce la adicción al azúcar. También favorece la digestión debido a la producción de jugos gástricos. Es diurética y bactericida, y suele emplearse como sustitutivo del azúcar en postres.

  3. Melaza

    Gran contenido en minerales y azúcar de caña, de ahí el color oscuro que adquiere. Aporta hierro y calcio, que mejora la producción de melanina en la piel, y ayuda en la formación de los huesos y dientes. Lo aconsejable es tomar una cucharada de melaza por la mañana, o antes de una comida, puesto que la cucharada contiene la cantidad recomendada diaria de calcio, magnesio y hierro. Además, es un estimulante energético. También se aconseja que la melaza sea orgánica por el mantenimiento de todas sus propiedades.

edulcorantes

Receta recomendada: Bizcocho de sirope de arce

Ingredientes:

  • 200 gr. de harina
  • 10 gr. de levadura
  • 1/2 cucharadas de sal
  • 4 huevos
  • 50 gr. de azúcar
  • 150 ml. de jarabe de arce
  • 180 gr. de yogur
  • 1 cucharada de aroma de vainilla
  • 120 ml. de aceite de girasol

Precalentar el horno a 200ºC. Tamizar la harina junto con la levadura y la sal y reservar en un bol.

Por otro lado, batir los huevos y añadir el azúcar, el jarabe de arce, el yogurt y la vainilla y mezclar. Mezclar ambas.

Por último, añadir el aceite de girasol y mezclar. Echar la mezcla en un molde engrasado y meter al horno a 180ºC durante unos 45 minutos. Desmoldar y dejar enfriar. Servir.